Escuelapedia.com Varios Las grandes conferencias internacionales en torno a la cuestión ambiental

Avisos google

Las grandes conferencias internacionales en torno a la cuestión ambiental

Las grandes conferencias internacionales en torno a la cuestión ambiental

Tras la II Guerra Mundial, hubo un considerable crecimiento económico en casi todo el planeta. Uno de los impulsores de este crecimiento fue la actividad industrial, que creció de manera galopante y trajo una serie de problemas ambientales pan regiones tradicionalmente más productivas, tales como Europa, Estados Unidos y Japón. Poco a poco, las poblaciones de estas regiones se dieron cuenta de que estas cuestiones ambientales eran capaces de comprometer directamente la salud y calidad de vida de las personas.

Con eso, los movimientos sociales organizados surgieron en casi toda Europa, Estados Unidos y Canadá. Todos ellos se unieron con una preocupación común: ¿cuál sería el futuro del planeta si el modelo económico aplicado estaba llevando a la devastación de ecosistemas enteros? Esa preocupación dio origen a las ONGs que ganaron cuerpo y muchas de ellas pasaron a dar apoyo a partidos políticos empeñados también en pasar a actuar en causas ecológicas como los partidos verdes. En aquella década de 1970, muchas instituciones supranacionales también pasaron a actuar en esa cuestión. La ONU, por ejemplo, indicó una serie de actividades buscando discutir, entender y proponer soluciones a las cuestiones ambientales.

Así, en 1972, la ONU realizó en Estocolmo, en Suecia, la Conferencia sobre el Medio Ambiente Humano. Esa reunión despertó el interés del mundo para las acciones humanas que estaban causando grave degradación de la naturaleza y creando serios riesgos para el bienestar y la supervivencia de la humanidad. Durante la conferencia, prevaleció una visión del mundo antropocéntrica, desconsiderando que la especie humana es apenas parte de la gran cadena ecológica que rige la vida en la Tierra, y surgieron numerosas discordancias y desacuerdos entre los países ricos y pobres.

La Conferencia de Estocolmo contó con la asistencia de 113 países representados, 250 organizaciones no gubernamentales, así como organismos vinculados a la ONU. Al final del encuentro fue divulgada una declaración de principios de comportamiento y responsabilidad que debían guiar las decisiones sobre cuestiones ambientales.

Otro resultado fue un plan formal de acción, que convocó a toda la comunidad internacional a cooperar en la búsqueda de soluciones a los problemas ambientales. Uno de los factores que desencadenó alarma en torno a la cuestión ambiental fue el accidente petrolífero en 1973, una alerta sobre el hecho de que los recursos naturales del planeta son limitados. En 1983, la ONU designó a la política noruega Gro Harlem Brundtland para presidir una comisión encargada de profundizar estudios en esa área ambiental.

En 1987, la Comisión publicó un estudio que se hizo popular bajo el nombre de Nuestro Futuro Común, o Bnindtland Report, que abogaba por la división de las riquezas como una forma de desarrollo global y trató de conciliar las posiciones antagónicas entre países ricos y pobres. Fue en ese informe que se empleó con mayor rigor el concepto de desarrollo sostenible.

Recomendado