Escuelapedia.com Historia Las conquistas de Carlomagno

Avisos google

Las conquistas de Carlomagno

Carlomagno

Al tomar la tierra que había pertenecido a su hermano Carlomán, Carlomagno (742-814 d.C.) inició una serie de guerras que durarían toda su vida y servirían para conservar su nombre en la historia de Europa. Carlomagno había recibido instrucciones de su padre, Pipino el Grande, quien instó a compartir por igual el reino de los francos con Carlomán. Después de la muerte de su hermano, Carlomagno se convirtió en el único rey de los francos.

Casi de inmediato, organizó su primera campaña de la tierra de los francos con invasión de Lombardía en el norte de Italia. En el 772, comenzó lo que sería una serie letal de guerras contra los sajones paganos del norte de Alemania. Estas guerras, que fueron incesantes hasta el 804, tenían el objetivo de convertir a paganos. Para los sajones, eran simplemente actos de agresión.

Carlomagno entonces volvió su atención a la España musulmana. Marcharon hacia el sur hasta las montañas de los Pirineos en el año 778, pero no pudieron superar las defensas musulmanas. A su retorno, ofendió a los cristianos vascos de Navarra. Ellos atacaron y destruyeron la retaguardia de Carlomagno, que fue conducido por su sobrino Roldán en Roncesvalles, el 15 de agosto del año 778. Más tarde, la batalla sería memorada en la poesía y la música en la canción Le Chanson de Roland (La Canción de Roldán). Carlomagno construyó una cadena de fortalezas a lo largo de la frontera y nunca se aventuró de nuevo en España.

Los francos tuvieron más éxito en Europa del Este. Carlomagno invadió Lombardía por segunda vez en el año 780, y su hijo fue declarado rey de los lombardos. Llevó a cabo una guerra punitiva contra Gran Bretaña en el 786 y conquistó Baviera entre el 787 y el 788. Luego se dirigió a los ávaros, una tribu guerrera situada en el Danubio; para los francos, fue como si los hunos hubieran regresado. Carlomagno había eliminado completamente la nación de los ávaros entre el 791 y el 796 y con el fabuloso tesoro de sus enemigos derrotados comenzó a construir la hermosa capital de Aquisgrán (Aachen).

El día de Navidad del 800, Carlomagno fue coronado emperador de los romanos por el papa León, en Roma. Queriendo revivir la cultura del Imperio Romano en el pasado, derrotó a los sajones en el año 804, sometió a los bohemios en el año 805 y derrocó a los daneses y sus aliados sajones entre el 808 y el 810. En el año 811, hizo su testamento, seguro de que el imperio que había creado iba a perdurar tanto como el Imperio Romano original. Habría sido triste para Carlomagno saber que su imperio no podía defenderse de los saqueadores que llegaron después de su muerte: vikingos, magiares y musulmanes arrasaron con sus territorios. Con su muerte, el final del Imperio Carolingio estaba sentenciado a su propia destrucción.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Contenidos recomendados
Recomendado