Escuelapedia.com Ciencias Las bebidas isotónicas o rehidratantes

Avisos google

Las bebidas isotónicas o rehidratantes

Las bebidas isotónicas o rehidratantes

Agua de coco, una bebida isotónica natural © Gustavo Maximo, Flickr®

En los supermercados y locales de alimentación encontramos bebidas llamadas isotónicas; lo que significa es que sus minerales presentan la misma concentración o concentración semejante a la concentración de las sales en los líquidos o fluidos del cuerpo humano, como el sudor, por ejemplo.

Es importante tomar bebidas rehidratantes o isotónicas, pues ellas son absorbidas de forma más fácil y rápida por el organismo. Existen bebidas isotónicas hechas industrialmente; y naturales, como el agua de coco.

Sin embargo, su consumo se recomienda para los atletas que practican deportes todos los días y por más de una hora y media, porque estas bebidas se componen principalmente de agua, carbohidratos, sales de sodio y de potasio y, a veces, también tienen vitaminas. Así, quienes se entrenan intensamente, además de energía, pierden también las sales minerales a través del sudor. Por eso necesitan reponerlos más rápidamente. Además, la reposición de los fluidos del organismo mejora el rendimiento, las condiciones físicas y evita estrés muscular y térmico.

En el caso de aquellos que practican menos ejercicio físico, no es necesaria la ingesta de estas bebidas. La alimentación normal y la ingesta de agua ya son suficientes para reponer la cantidad de sales minerales, carbohidratos, sodio y potasio que el cuerpo necesita. También hay bebidas isotónicas naturales, como es el caso del agua de coco.

Las bebidas isotónicas permiten el funcionamiento normal del organismo. Sin embargo, si hubiera la ingestión de soluciones con concentración muy superior a las de nuestro organismo, esto es, soluciones hipertónicas, varios problemas pueden surgir, pues, por el proceso de ósmosis, las células de nuestro cuerpo perderán agua, deshidratándose.

Lo contrario también trae daños al organismo. La ingesta de soluciones hipotónicas – con concentración muy inferior a la del organismo – hace que las células se hinchen hasta explotar.

Por ejemplo, si bebemos mucha agua la presión osmótica de los organismos solamente entrará nuevamente en equilibrio si nuestro organismo elimina esa agua. Eso es hecho por la disminución en la producción de hormonas y de orina. Sin embargo, cuando no bebemos agua, las hormonas liberadas evitan la producción de la orina y sentimos la sensación de sed.

Es por ello que no debemos reemplazar los líquidos en nuestro cuerpo solamente cuando nos sintamos sedientos, porque cuando esto ocurre significa que nuestro organismo ya está deshidratado.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Recomendado