Escuelapedia.com Historia La unificación de Alemania

Avisos google

La unificación de Alemania

Unificacion Alemana
Con el Congreso de Viena se formó la Confederación Alemana, dividida en 39 estados independientes, Austria y Prusia, siendo los estados más influyentes, pero entre ellos hubo divergencia considerable: Austria no aceptaba la idea de la unificación de Alemania; en cuanto a Prusia consideraba que con la unificación a Alemania podría avanzar en su desarrollo.

Así, Austria fue excluida de la Unión Aduanera de los estados de Alemania (Zollverein), un acuerdo aduanero que liberó a la circulación de mercancías en los territorios miembros.

En 1862, Otto Von Bismarck fue nombrado primer ministro del rey de Prusia, siendo el principal nombre de la unificación alemana. Totalmente dedicado a esta causa, Bismarck organizó a Prusia militarmente, pues sabía que enfrentaría un conflicto con su principal adversario: Austria.

Bismarck estableció una alianza política entre la gran burguesía y los ‘junkers’, una élite aristocrática que mantenía el ejército militar.

En 1863, Dinamarca tenía el poder de los ducados de Schleswig, Holstein y Lanemburgo cuyas poblaciones eran de origen alemán. Tras la muerte del rey Christian IX de Dinamarca, los príncipes alemanes de ducados decidieron declarar la independencia de estos territorios.

Estalló la Guerra de los Ducados, en la que Prusia apoyó los príncipes alemanes, pero Dinamarca, apoyada por Austria, ganó la guerra en 1864. De ahí surgió una nueva fricción entre Austria y Prusia, llamada la Guerra de los Siete Días, en la que Austria fue derrotada por los prusianos.

Austria firmó el Tratado de Praga, que predijo el fin de la Confederación Germánica, y el paso de los ducados a Prusia. Así, la influencia de Austria fue reducida, permitiendo abrir caminos a la centralización de poder de Alemania.

En 1867, los Estados germánicos se aliaron a Prusia en la Confederación Germánica del Norte. Sin embargo, el proceso de unificación halló resistencia por parte de los Estados del sur, pues todavía eran muy apegados a la soberanía local. Entonces, Bismarck decidió provocar una guerra para estimular a los alemanes hacia el nacionalismo, unificando definitivamente toda Alemania.

El objetivo de esta gran guerra fue Francia, dado que era un país en contra de la unificación de Alemania. Con todo, surgió la Guerra Franco-Prusiana (1870), en la cual Alemania contó con el apoyo de los Estados del sur, y terminó con la derrota de Francia. Así, Alemania completó su unificación.

Contenidos recomendados
Recomendado