Escuelapedia.com Historia Estallido de la Segunda Guerra Mundial

Avisos google

Estallido de la Segunda Guerra Mundial

La Segunda Guerra Mundial
Al final de la primera guerra mundial, dada en el año 1918, se establecieron una serie de situaciones que revelaron el despliegue de un nuevo conflicto que implicaría no sólo las grandes potencias de la época, sino también traería consecuencias mucho más desastrosas. De hecho, entre los años 1939 y 1945, la segunda guerra mundial mostraría al planeta que las antiguas disputas imperialistas que impregnaron el sistema capitalista desde el siglo XIX todavía no habían sido resueltas.

Uno de los primeros signos de esta cuestión puede verse en el fracaso de la Liga de Naciones, creado en el año de 1919. Este organismo tendría como función primordial negociar a los diferentes intereses entre las naciones y establecer varias acciones que actuarían en favor de la paz mundial. Sin embargo, la falta de apoyo y mantenimiento político de ese organismo internacional hizo que el proyecto fracasara. De tal forma, el escenario político internacional quedaba lejos de alcanzar algún tipo de equilibrio.

Otro factor importante fue la firma y la validez del Tratado de Versalles, oficializado en enero de 1919. Dado como el principal asentamiento de la primera guerra mundial, este Tratado impuso una serie de restricciones, sanciones y multas a las naciones que habían perdido el conflicto, en especial Alemania. Así, en lugar de lograr la paz, el tratado sólo sirvió para promover las diferencias y represalias que sustentan ideológicamente la aparición de una nueva guerra.

No sólo esos factores, debemos también señalar el desbordamiento de la crisis de 1929 como un elemento central para la ocurrencia de la guerra mundial. Además de afectar directamente a la economía estadounidense, esa misma crisis fue responsable de la retracción de la economía de varios países aún devastados por la guerra. En definitiva, desempleo, inflación y la contracción productiva se convirtieron en la dura realidad de varias potencias europeas que ya eran económicamente frágiles.

Es donde, entre el final de la década de 1920 y comienzos de 1930, las tendencias políticas totalitarias comenzaron a triunfar en el continente europeo. El nazismo en Alemania y el fascismo en Italia crecieron, ofreciendo propuestas que supuestamente resolverían los males de esos tiempos. Los firmantes del totalitarismo sostenían un discurso fuertemente nacionalista y antidemocrático, defendiendo la organización de un nuevo conflicto para la resolución de las antiguas disputas territoriales y económicas.

Comenzado en 1939, la segunda guerra mundial fue un conflicto marcado por el desarrollo de una tecnología de destrucción nunca antes visto en la historia. Ametralladoras, aviones, bombas y granadas fueron desarrolladas con el objetivo de destruir miles de vidas con un solo golpe. No por casualidad, este terrible conflicto acabó teniendo la utilización de la bomba atómica como última medida, afectando de lleno a la pérdida total de valores y certezas de toda una época.

Recomendado