Saltar al contenido

La savia

La savia

En botánica, la savia es un fluido que circula en las plantas vasculares. Podemos decir que es equivalente a la sangre de los seres humanos.

Función de la savia

La función de la savia de las plantas vasculares es llevar a cabo el transporte de nutrientes a todas las células de la planta. Estos nutrientes son necesarios para el crecimiento y la redistribución de las sustancias orgánicas producidas por el proceso de fotosíntesis.

Tipos de savia

Savia bruta. Producida en las raíces de las plantas. Se forma a partir de la absorción de la solución encontrada en el suelo. A través de las células del xilema, ella es conducida para las hojas y el tallo. La savia bruta es usada por la planta para la producción de sustancias orgánicas para la transformación en savia elaborada.

Savia elaborada. La savia elaborada se compone principalmente de glucosa (producida en el proceso de la fotosíntesis). A través del floema, la savia producida es llevada para todos los tejidos de la planta, lo que permite la alimentación de las células.

Usos la savia

La savia de varias plantas se utiliza desde hace siglos por los seres humanos para las distintas funciones. La savia del árbol del caucho, por ejemplo, se utiliza en la fabricación de goma.

Curiosidad

Muchos animales, especialmente insectos, se alimentan de la savia de algunas especies de plantas.

Escribe el primer comentario

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Más contenidos

    Síguenos en Facebook