Escuelapedia.com Varios La primera relación sexual

Avisos google

La primera relación sexual

La primera relación sexual

A pesar de que vivimos en una época en que el acceso a la información es muy fácil, no siempre esa información se presenta de manera correcta y tampoco realmente útil. Los niños, desde una edad temprana, tienen acceso a asuntos relacionados con la sexualidad e, incluso, indirectamente, se les insta a hacer ciertos juicios de valor y adquirir determinados comportamientos que no son coherentes con su edad.

A pesar de tantas informaciones, muchos adolescentes y jóvenes se sienten muy confusos en relación al tema de la sexualidad y más aún cuando se trata de la primera relación. Entre otras razones porque existe una paradoja significativa: de un lado, tenemos la banalización del sexo, pero, al mismo tiempo, de otro lado, su acentuada moralización. Ese es el primer motivo por el cual es importancia tener certeza si, de hecho, deseamos iniciar esa vida sexual, ya que tales contradicciones pueden causar confusión en aquellas personas que no se presentan cómodas en cuanto al tema.

Otra cuestión a tener en cuenta es que tal acto no se hace en solitario. Por lo tanto, es necesario en primer lugar el respeto mutuo, y en este sentido, no debe pasarse por alto la importancia del uso del preservativo, una vez que, además de prevenir un embarazo no deseado, impide la incidencia de una variedad de enfermedades de transmisión sexual (ETS).

Incluso, cuando se habla de confianza y de preocupaciones innecesarias a este respecto se debe prevenir para otros posibles riesgos. Todavía cuando dos personas, vírgenes, mantienen relaciones, existe la posibilidad de transmitir infecciones del aparato genital que, además de incómodas, pueden provocar complicaciones. La candidiasis es un ejemplo. Además de eso, vale recordar que, incluso tratándose de la primera vez, el riesgo de embarazo es real.

La prisa y el nerviosismo en realidad pueden influir, ya que pueden interferir en la erección y, en el caso de las mujeres, dificultar el coito en razón de la lubricación vaginal insuficiente y tensión de los músculos pélvicos. Así, la elección de un lugar confortable, confiable y el uso de un diálogo sincero con el compañero pueden ayudar bastante. Además, el cariño y las caricias preliminares permiten que ambos permanezcan más cómodos – y excitados, propiciando mayor bienestar.

Si hay dolor o molestia, es importante que la pareja tenga sensibilidad, paciencia y respeto por la pareja para respetar la voluntad de la otra persona. No hay razones reales para que la primera vez de cualquier persona sea dolorosa, principalmente considerando los aspectos y cuidados mencionados. En caso de que suceda, tal vez sea un indicativo de la falta de preparación para ese momento, por lo menos, de que su lubricación vaginal no sea satisfactoria. En ese último caso, la pareja también puede contemplar la posibilidad de utilizar geles lubricantes específicos para proseguir el acto.

En relación con el himen no siempre esta película que cubre la abertura de la vagina se rompe por primera vez. En algunos casos, incluso roto, no hay sangrado, inclusive en las relaciones siguientes; y en otros, la ruptura puede ocurrir y de forma intensa. Así, se percibe que no existe una regla en cuanto a eso y que la expectativa de sangramiento durante la primera vez está fuera de lugar.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Recomendado