Avisos google

La gripe

La gripe

La gripe es generalmente una enfermedad muy común y simple. Cogemos la gripe varias veces durante nuestras vidas, a veces incluso más de una vez por año. Pero lo que mucha gente no sabe es que la gripe, aunque se considera simple, es uno de los virus humanos más peligrosos. La enfermedad es provocada por un virus llamado de Influenza.

Se trata de un virus de ARN de una sola hebra, envuelto por una capa proteica helicoidal englobada por una lipoproteína. Es decir, en lugar de poseer ADN en su interior, como muchos otros virus, él presenta una sola hebra de ARN. Este hecho es una terrible propiedad al volverse un virus mutante. Por lo tanto, esos virus están siempre transformándose, lo que dificulta al organismo la posibilidad de combatirlos. Para entender mejor: si estás infectado por un virus Influenza del tipo ‘X’, al combatirlo, adquieres inmunidad contra esos virus del tipo ‘X’. Sin embargo, si ese virus sufre una mutación y se convierte en ‘Y’, el organismo no reconoce la infección y se adquiere nuevamente la enfermedad. Por tanto, cada gripe es única y la posibilidad de contraerla es grande.

Existen cuatro tipos principales de virus Influenza: A, B, C, y Thogotovirus. Los virus son identificados por las glicoproteínas que presentan sus envolturas lipídicas. Hay dos tipos de glicoproteínas: las hemaglutininas (HA) y las neuraminidasas (NA). El virus de tipo A, por ejemplo, es de 16 subtipos HA y de 9 subtipos NA. Actualmente, sólo los subtipos H1 y H3 y N1 y N2 están circulando en el ser humano. Hay otros subtipos que circulan de forma natural en los animales, tales como aves y mamíferos.

Las vacunas para combatir la gripe se aplican invierno, ya que es cuando las personas pasan más tiempo en casa, debido al frío, aumentando la probabilidad transmisión del virus de una persona a otra. La vacuna es siempre necesaria para evitar su evolución a neumonía.

Epidemias

Las epidemias de gripe ocurren casi anualmente. Por lo general, ella surge en Asia, llegan a Europa tras 6 meses y tardan entre 6 y 9 meses en alcanzar los Estados Unidos. Conforme la población va quedando inmunizada, el subtipo viral responsable por la epidemia va disminuyendo su ocurrencia. El periodo retardado facilita a la población inmunizarse de manera preventiva con campañas de vacunación.

Gripe española

De vez en cuando, una de las mutaciones de la gripe es capaz de generar un subtipo letal del virus Influenza. Fue el caso de la famosa Gripe española que provocó una pandemia mundial entre 1918 y 1919, al expandirse durante la Primera Guerra Mundial. Se estima que la mitad de la población mundial fue infectada. Se registraron en torno a los 20 a 40 millones de muertos en todo el mundo, siendo una de las epidemias más terribles de la historia de la humanidad. El virus de la gripe española es del tipo H1N1 (hemaglutinina 1 y neuraminidasa 1).

Gripe aviar

Hace pocos años comenzamos a oír hablar de la Gripe Aviar que afectó al Asia Occidental. Las informaciones sobre el virus y su propagación en diferentes países cesaron, pero el virus continúa en circulación. Sin embargo, pese a ser un virus de aves, ha siempre la posibilidad de comenzar a infectar humanos en una de sus mutaciones.

Y eso fue precisamente lo que ocurrió en 2005: los seres humanos terminaron infectados con ese virus mutado con orígenes en Asia. El mayor riesgo de una infección de este tipo es que, en primer lugar, los seres humanos aún no han tenido contacto con este subtipo, lo que favorece una epidemia, y en segundo lugar, que este subtipo H5N1, es tan letal como la vieja gripe española, el H1N1. Al tener como portador aves migratorias, el virus tiene capacidad para expandirse por todo el mundo.

Los expertos siguen estudiando los tipos de gripes y las vacunas para combatirlas. Los preparativos para una nueva epidemia como la de 1918 prosiguen.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Recomendado