Avisos google

La Gestapo

La Gestapo
La llegada de Adolf Hitler al alto mando político de Alemania instituyó una serie de transformaciones que tuvo como objetivo principal garantizar la expansión de las funciones del Estado. Una de las preocupaciones centrales del régimen nazi fue poner fin a cualquier tipo de oposición que cuestionara o amenazase la hegemonía del partido en Alemania. Así, en 1933, fue creada la Geheime Staatspolizei, popularmente conocida como la Gestapo.

La policía secreta oficial de la Gestapo fue creada con el fin de sofocar los movimientos sociales y partidos clandestinos que pudieran constituirse en Alemania. Su origen fue conectado a un órgano de la policía secreta prusiana y, a lo largo de su historia, ha tenido gran importancia para encarcelar a quienes eran vistos como enemigos nacionales y movilizar los grupos de prisioneros a ser encaminados para los temibles campos de concentración.

El reclutamiento de los participantes de esta policía Nazi fue hecho voluntariamente y, según algunas estimaciones, justo antes del final de la Segunda Guerra Mundial, contaba con unos 50.000 afiliados. Con su visible crecimiento, la Gestapo pasó a contar con cinco subsecciones responsables de diferentes asuntos de Estado. De esta manera, el Estado nazi garantiza un funcionamiento más eficaz de las acciones de la policía en defensa de sus intereses.

El sector A fue responsable de oposiciones, sabotaje y servicios de protección de los dirigentes nazis. La sección B trataba acerca de las sectas religiosas y movimientos políticos de los judíos. El sector C se hizo cargo de la burocracia y de los documentos oficiales conectados al Estado nazi. El sector D era dedicado a la inspección de los territorios bajo dominación alemana y el sector E con cuestiones de seguridad. El último sector, sector F, se encargó de asuntos de documentación aduanera y las relaciones con las fuerzas policiales extranjeras.

En varias ocasiones, los miembros de la Gestapo se infiltraban para conseguir tomar conocimiento de cuáles eran los ciudadanos contrarios a la ideología totalitaria y corporativista nazi. Sin estar sujeto a ningún órgano judicial, podría promover condenaciones sumarias de manera totalmente autónoma. Tales poderes tienen gran importancia para que la policía secreta se valiera de técnicas de terribles torturas físicas y psicológicas para la obtención de información.

Recomendado