Escuelapedia.com Basico La escuela moderna

Avisos google

La escuela moderna

Escuela moderna

Basta entrar en una escuela actual para verificar que se reproduce el mismo sistema en la época de nuestros abuelos. La sociedad, familia y el mundo del trabajo han cambiado, pero las escuelas continúan repitiendo el mismo modelo. Hay, sin embargo, algunas escuelas que buscan la innovación y un sistema educativo más moderno, con el objetivo de ofrece calidad en la educación. Presentamos a continuación, una serie de principios de un modelo educativo que sería más eficiente y adecuado al mundo actual.

Aulas

Las escuelas tradicionales no se preocupan por el espacio físico del aula. La mayoría de ellas son espacios compuestos sólo por mesas, pizarra y cortinas. Es decir, un entorno poco estimulante para los niños y los adolescentes de hoy. A menudo se rechaza la idea de generar un ambiente innovador y favorable por los costes de implementación. Las aulas se vuelven más interesantes cuando ofrecen más características y estímulos al alumnado. En una aula de historia ofrecer, por ejemplo, mapas, libros, dvds temáticas, revistas de ocio, entre otros pueden resultar atractivos. Las mesas se pueden volver más grupales para facilitar el trabajo en equipo, no en filas separadas como en aulas tradicionales.

El número de alumnos por clase es también un problema. Muchas escuelas ponen 30, 40 y hasta 50 estudiantes por aula. En estos casos, la calidad de la educación se degrada, porque el maestro no puede ofrecer una atención más individualizada, tratando de remediar las dificultades de aprendizaje de los estudiantes. Sin mencionar que estos ambientes son generadores de indisciplina.

Método de enseñanza

Las escuelas tradicionales trabajan con el sistema que privilegia la cantidad de información aprendida, sin importar la calidad o la comprensión en ese momento, estimulando la memorización por encima del aprendizaje. Los cuestionarios se utilizan para reforzar los contenidos y las evaluaciones sólo sirven para medir la asimilación de dichos contenidos. Por otro lado, tenemos la cuestión del pragmatismo.

Lo ideal sería que fuesen reforzados contenidos significativos para la formación del alumno. ¿Qué conocimiento resulta más importante para un alumno? ¿Conocer los conflictos políticos en la época imperial o saber cómo funciona el sistema político actual y para qué sirve en nuestro día a día?

Las actividades deben dejar de lado el sistema repetitivo para hacer espacio a la creatividad, la exploración y producción de conocimiento. Después de todo, estas son las cualidades requeridas en el actual mercado de trabajo.

Además del contenido es necesario que la escuela fomente el desarrollo de actitudes positivas, actuando en la formación del individuo. Respeto, paz, convivencia, principios de solidaridad y ciudadanía deben ser tomados en serio e incluidos en el currículo de manera práctica y eficiente, sin fines políticos, religiosos ni influencias ideológicas.

Maestros

Lo que vemos hoy es una crisis en la carrera de la docencia. Investigaciones y encuestas personales indican que el descontento de muchos de los profesores y las agencias gubernamentales reflejan una escasez de estos profesionales en diversas áreas. Los bajos salarios que muchos maestros asumen les obligan a funcionar en varias aulas y para diversos cursos, no pudiendo estimular de manera más especializada a grupos más reducidos. Como resultado, tenemos maestros cansados, con poco tiempo para innovar, crear recursos divertidos y hacer cursos interesantes preparando lecciones de mayor calidad.

La solución pasa directamente a través de valorización del magisterio, especialmente con mejores salarios y la creación de nuevos puestos de trabajo a través de mayores financiaciones a estas instituciones. Podemos tomar como ejemplo el modelo educativo de Corea del sur, un país donde los maestros están bien pagados y por otro lado deben dedicarse exclusivamente a la escuela. Trabajando en una escuela, el profesor puede involucrarse más en cuestiones pedagógicas y aprender más acerca de sus estudiantes, ganar tiempo para producir sus clases y actividades. En Corea del Sur ha habido un salto significativo en la calidad de la educación en las últimas décadas, y lo mismo podría ocurrir en otros países si hubiera una fuerte inversión en la enseñanza y no al contrario.

Familia

Más allá de las propuestas educativas, el modelo familiar es significativo para la educación. Los padres deben participar más de la vida escolar de sus hijos, colaborando para el aprendizaje y crecimiento de los alumnos. Cabe a las escuelas crear espacios y sistemas para incluir a los padres en el proceso educativo, una interacción que promueve nuevas formas de aprendizaje. Familia y escuela, trabajando juntos, pueden garantizar mejores resultados en la educación.

image_pdfimage_print
Otras materias disponibles