Escuelapedia.com Historia La división de las tierras feudales

Avisos google

La división de las tierras feudales

Tierras feudales
Para organizar la explotación de la tierra en el feudo, siervos y señores feudales utilizaron una serie de criterios organizativos. Estas formas de organización facilitaron el control sobre la rutina de los criados y la regulación de las distintas tasas impuestas en la producción agrícola. De hecho, sin estos criterios, la delimitación del uso de las propiedades sería un poco cuando más complicada.

Por lo general, las tierras fueron divididas en tres categorías básicas: el manso señorial, el manso servil y el manso comunal. El manso señorial correspondía a la mitad de las tierras cultivables en todo el feudo. Los alimentos allí producidos eran íntegramente repasados al dueño de las tierras y el siervo tenía la obligación de dedicar entre tres y cuatro días de la semana al cultivo de esos terrenos.

A continuación se encontraba el manso servil. Desde un punto de vista legislativo, la posesión del manso servil tenía doble naturaleza: una posesión legal, perteneciente al señor del feudo; y una posesión útil establecida por el siervo. A través del uso de esas tierras, el siervo retiraba la producción necesaria para la obtención de su sustento y el pago de varios tributos y obligaciones exigidos por el señor feudal.

El manso comunal era entendido como todas las tierras de la propiedad que podían ser utilizadas concomitantemente por el señor feudal y sus siervos. En la mayoría de veces, el manso comunal correspondía a bosques y pastos donde podría realizarse la cría de animales, recogida de frutos silvestres, caza y obtención de leña.

Observando este proceso de división de tierras, podemos ver claramente que el señor feudal tenía control sobre gran parte de la producción agrícola. Además de tener toda la riqueza generada en su manso, todavía extraía una porción de las ganancias de manso servil en forma de impuestos. Por lo tanto, es posible entender que las relaciones serviles eran marcadas por el signo de la desigualdad.

Recomendado