Escuelapedia.com Historia La coronación de Napoleón

Avisos google

La coronación de Napoleón

La coronacion de Napoleon
La coronación de Napoleón se caracterizó por la actitud de emperador en ascenso por encima de otros poderes institucionales que existían en el momento.

Entre las anécdotas relacionadas a la época napoleónica que eran para la posteridad, se encuentra la coronación de Napoleón Bonaparte. La ceremonia marcada por mucho lujo buscó contrarrestar la pretensión de restaurar la monarquía absoluta, especialmente los intentos de Luis XVIII, descendiente de la dinastía borbón, de reasumir el trono.

La ceremonia de coronación celebrada en la Catedral de Notre Dame buscó así crear lazos históricos de Napoleón con el pasado francés, además de adoptar elementos estéticos en la decoración y procedimientos del ritual que remetieran, por otro lado, a las influencias del neoclasicismo, con temas inspirados en la cultura grecorromana, buscando aproximar la figura napoleónica a la de los grandes emperadores clásicos.

La obra de Jacques Louis David (1748-1825), pintor oficial de Napoleón nos dan una dimensión objetiva de Bonaparte en colocarse como uno de los grandes hombres de la historia. Es interesante tener en cuenta, además de las vestiduras y otros ornamentos presentes en la obra, que el pintor francés pretende retratar el momento cuando Napoleón tomó la corona y lo puso sobre su cabeza con sus manos. Napoleón había logrado negociar la salida del papa Pío VII a París para, así, arreglar los lazos quebrados entre el Estado francés y la Iglesia tras la Revolución Francesa de 1789. De acuerdo con los rituales de consagración regia, la entidad religiosa era quien colocaría la corona en la cabeza de un rey. Con su actitud, Napoleón Bonaparte pretendió colocarse por encima del poder religioso.

Coronacion Carlomagno

La actitud de Napoleón también era distinta a llevada a cabo por el emperador del Imperio Franco, Carlomagno, siglos antes. Con anterioridad, Carlomagno fue mostrado en la historia de rodillas ante el Papa León III al recibir la corona, en una clara postura de sumisión. Una diferencia es el hecho de que el papa se dirigiera a la corte del emperador cuando Carlomagno se dirigió directamente hasta Roma para ser coronado y establecer los lazos con la institución cristiana. A pesar de Napoleón intentar establecer una conexión con el antiguo emperador, él buscaba colocarse por encima de él, teniendo al papa como apenas uno de sus invitados a la ceremonia. El poder temporal estaba, en ese momento, encima del poder religioso, contrariamente a lo exhibido en la coronación de Carlomagno.

La soberbia de Napoleón no pudo pasar desapercibida por sus enemigos. Teniendo a los ingleses como sus principales enemigos en su política de expansión imperial, Napoleón Bonaparte fue objeto de burla por parte de un caricaturista inglés, James Gillray (1756-1815).

La gran procesión de coronación de Napoleón I

Gillray fue financiado por el gobierno británico para realizar sus trabajos y en La gran procesión de coronación de Napoleón I, emperador de Francia, expresó una sátira de la pintura de Jacques-Louis David. Napoleón fue retratado como un rey de la ópera bufa, con otros jefes de Estado de Europa que fueron colocados como trapos. El Papa Pío VII quedó aparentemente molesto con la situación en la cual se vería involucrado.

Las imágenes sirven así podemos pensar en los hechos históricos de una perspectiva que sale de las fuentes escritas, que permite la captura de universos más amplios de los sugeridos por los historiadores.

Recomendado