Escuelapedia.com Ciencias La clasificación de los vidrios

Avisos google

La clasificación de los vidrios

La clasificación de los vidrios

Antes de conocer una variedad de vidrios prestemos atención a su definición: el vidrio es el material obtenido a través del enfriamiento brusco de líquidos sobrecalentados hasta el punto de rigidez.

La composición de los vidrios puede variar, pero en general poseen 96% de sílice, el restante de componentes es añadido para proporcionar propiedades específicas e individuales, como por ejemplo, resistencia.

Los vidrios difieren entre sí en cuanto a sus componentes o proceso de obtención. Si un vidrio fue obtenido de forma artesanal (soplado a mano) recibe la designación de antiguo. Este no es un vidrio muy atractivo, posee una superficie irregular – aunque lisa – contiene burbujas, acanaladas y espesura no uniforme.

El proceso que permite obtener el vidrio endurecido (más resistente) se basa en el choque térmico: calentar el líquido (fusión de sílice) y posterior enfriamiento. El descenso de la temperatura instantánea confiere a las moléculas que forman el vidrio una reorganización espacial (reordenamiento que hace su estructura molecular más unida).

Sólo para dar una idea, el cristal templado es 100 veces más resistente a los choques y las altas temperaturas que un vidrio común. Sus usos se aplican en puertas de entrada, vidrio de seguridad en ventanas, mesas, cajas, entre otros. Otra ventaja de este tipo de cristal es que si hay roturas él se despedaza totalmente, característica que evita accidentes con puntas cortantes.

En lo referente a la composición, los vidrios se clasifican en:

Vidrio boro-silicato: cruce de sílice al elemento boro haciendo el vidrio termorresistente, es decir, resistente al fuego. Su aplicación se da en utensilios domésticos (ollas y sartenes).

Vidrio sódico-cálcico: como su nombre indica, se obtienen de la adición de calcio y sodio al óxido de silicio. Esos ingredientes proporcionan mayor resistencia al material. Su aplicación se da en embalajes (frascos, botellas) y en vidrios de automóviles.

Vidrio tipo cristal: es menos resistente, contiene 24 a 32% de óxido de plomo. Es utilizado para fabricar tazas, cuencos y piezas artesanales.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Contenidos recomendados
Recomendado