Escuelapedia.com Ciencias La clasificación de las bases

Avisos google

La clasificación de las bases

La clasificación de las bases
Cualquier sustancia que, en solución acuosa, sufre disociación liberando iones OH- se define como base.

Podemos clasificar una base usando varios criterios, entre ellos el número de hidróxilos que las compone, por la solubilidad o por el grado de disociación.

1. Contar el número de hidróxilos

Monobases: bases que presentan un grupo OH-. Ejemplos: AgOH (hidróxido de plata) y NaOH (hidróxido de sodio).

Dibases: bases que se caracterizan por la presencia de dos grupos OH-. Ejemplos: Ba(OH)2 (hidróxido de bario), NiOH2 (hidróxido de níquel).

Tribases: la presencia de tres grupos OH- caracteriza a esta base. Ejemplo: Fe(OH)3 (hidróxido de hierro).

Tetrabases: esta base cuenta con cuatro grupos OH- en su composición. Ejemplo: Mn(OH)4 (hidróxido de maganeso).

2. Comparar la solubilidad en agua

Los metales tienen un orden ascendente de solubilidad representado como sigue:

Metales (insolubles) < Metales alcalino-terrosos (poco solubles) < Metales alcalinos (solubles)

Para clasificar las bases usando el criterio de solubilidad basta saber a qué familia sus componentes pertenecen. Ejemplos:

Base de NaOH (hidróxido de sodio): el sodio pertenece a la familia de los metales alcalinos, por tanto la base correspondiente se presenta soluble en agua.

Base Ca(OH)2 (hidróxido de calcio): el calcio es un metal alcalino terroso y por eso la base presenta poca solubilidad en agua.

Base Pb(OH)4 (hidróxido de plomo): base insoluble.

Nota: la solubilidad está relacionada con la conducción de la corriente eléctrica en una solución básica. Cuanto más soluble sea una base mayor será su facilidad en conducir la corriente eléctrica.

3. Descubrir si la base es débil o fuerte a través del grado de disociación

Esta clasificación se relaciona también con la solubilidad: cuanto más soluble es una base, mayor será su grado de disociación, por lo tanto, considerada una base fuerte:

Elevado grado de disociación → Base soluble → Base fuerte
Bajo grado de disociación → Base insoluble → Base débil

Ejemplos:
Base débil: NH4OH (hidróxido de amonio)
Base fuerte: NaOH (hidróxido de sodio)

La fuerza de la base influye sobre su comportamiento en medio de la electrólisis: bases fuertes son buenas conductoras de electricidad; en cuanto a las bases débiles, constituyen electrolitos débiles.

Clasificamos entonces una base según los tres criterios establecidos, por ejemplo, la monobase NaOH (hidróxido de sodio) es soluble en agua, presenta elevado grado de disociación y por eso es considerada una base fuerte.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Contenidos recomendados
Recomendado