Escuelapedia.com Varios La ciudadanía

Avisos google

La ciudadanía

La ciudadania

Según el diccionario, la ciudadanía significa la condición de ciudadano. La ciudadanía es el conjunto de derechos y deberes civiles, políticos y sociales que cada ciudadano debe ejercer. El ejercicio de la ciudadanía significa tomar conciencia de sus derechos y deberes para luchar para que la justicia se pueda poner en práctica.

Fue en Grecia que surgió el concepto de ciudadanía, que designó a los derechos de las personas que vivían en las ciudades y que tenía la participación en las decisiones políticas. Sólo podía tener ciudadanía quien fuese ciudadano. Ciudadano es una persona que vive en sociedad.

Ciudadanía – derechos y deberes

En España, los derechos y deberes de los ciudadanos son establecidas por la Constitución española, de 1978.

Derechos de los ciudadanos

Por la Constitución española, son derechos fundamentales de los ciudadanos:

  • Respetar los derechos de los demás ciudadanos.
  • Elección libre de votar.
  • Gozar de su nacionalidad.
  • Disfrutar de las libertades públicas.
  • Igualdad ante la ley sin discriminación por raza, sexo, religión, opinión u otra condición.
  • Derecho a la vida y a la integridad física y moral.
  • Libertad de elegir ideología y religión.
  • Igualdad entre hombres y mujeres.
  • Bienestar social, seguridad, vivienda y servicios de salud.
  • Manifestación del pensamiento libre.
  • Protección del patrimonio público y social del país.
  • Derechos civiles.
  • Creación literaria, artística, científica y técnica.
  • Derecho a la educación y a la libertad de enseñanza.
  • Contribuir al sostenimiento de los gastos público.

Ciudadanía y derechos humanos

En 1948 se aprobó el documento de la Declaración Universal de los Derechos Humanos por la ONU. La Declaración Universal de los Derechos Humanos se basa en los siguientes principios:

  • Igualdad entre todos los seres humanos;
  • Combatir a cualquier tipo de discriminación;
  • Perseguir la dignidad para todas las personas;
  • Defensa de las libertades fundamentales.

Todos los países tienen la obligación de garantizar los derechos humanos de sus ciudadanos; estando los principios en la legislación o no. Es derecho de todo ciudadano tener sus derechos naturales respetados y es deber de todos el respeto a los derechos naturales de los demás ciudadanos.

Ciudadanía y democracia

La democracia es un sistema que se originó en la antigua Grecia, pero sólo llegó a ser predominante en el mundo en el siglo XX. Bajo la democracia, las decisiones políticas están en las manos de todos los ciudadanos. La democracia garantiza el derecho a la libertad de expresión y manifestación.

La democracia está estrechamente vinculada a la ciudadanía, por tanto, de los derechos y deberes de la participación ciudadana en las decisiones políticas a través de votos en elecciones, plebiscitos y referendos.

Sólo puede haber democracia en un país que garantiza a los ciudadanos:

  • Elecciones libres
  • El derecho al voto para la mayoría;
  • Protección y garantía de los derechos políticos;
  • Libertad de expresión y de prensa.

Ciudadanía y empleabilidad

Entre los derechos de los ciudadanos, nos encontramos con:

  • Derecho al trabajo de libre elección;
  • Condiciones de trabajo iguales para todos los ciudadanos, sin ningún tipo de discriminación;
  • Derecho a la protección contra el desempleo;
  • Remuneración igual para trabajos iguales;
  • Remuneración que garantice la supervivencia digna;
  • Derecho a la defensa de sus intereses, a través de sindicatos;
  • Derecho al descanso y a vacaciones periódicas remuneradas.

Ética y ciudadanía

La ética es la rama de la filosofía que estudia las normas que deben guiar las actitudes humanas; no son leyes, son directrices deseables del comportamiento. Tal como la ciudadanía incluye derechos y deberes de los ciudadanos, los conceptos de ética y ciudadanía están vinculados más específicamente al cumplimiento de los deberes.

Ciudadanía europea

En el tratado constitutivo de la Comunidad Europea, se acordó que no habría discriminación por razón de nacionalidad. También estableció el derecho de circulación de los ciudadanos en todo el territorio de la Comunidad Europea.

El Tratado de Ámsterdam especifica aún más la cuestión de la diferenciación entre la ciudadanía europea y nacional. Ambos ciudadanías deben existir juntos de manera complementaria. Sólo tienen derecho a la ciudadanía europea las personas que tengan nacionalidad en uno de los países miembros de la Unión Europea, que son:

  • 1 Alemania (1952)
  • 2 Austria (1995)
  • 3 Bélgica (1952)
  • 4 Bulgaria (2007)
  • 5 Chipre (2004)
  • 6 Croacia (2013)
  • 7 Dinamarca (1973)
  • 8 Eslovaquia (2004)
  • 9 Eslovenia (2004)
  • 10 España (1986)
  • 11 Estonia (2004)
  • 12 Finlandia (1995)
  • 13 Francia (1952)
  • 14 Grecia (1981)
  • 15 Hungría (2004)
  • 16 Irlanda (1973)
  • 17 Italia (1952)
  • 18 Letonia (2004)
  • 19 Lituania (2004)
  • 20 Luxemburgo (1952)
  • 21 Malta (2004)
  • 22 Países Bajos (1952)
  • 23 Polonia (2004)
  • 24 Portugal (1986)
  • 25 Reino Unido (1973)
  • 26 República Checa (2004)
  • 27 Rumanía (2007)
  • 28 Suecia (1995)
image_pdfimage_print
Otras materias disponibles
Contenidos recomendados
Recomendado