Escuelapedia.com Literatura Jack y las habichuelas mágicas

Avisos google

Jack y las habichuelas mágicas

Jack y las habichuelas mágicas

Jack y las habichuelas mágicas (en inglés: Jack and the Beanstalk) es un cuento de hadas inglés. La versión más antigua conocida es la de Benjamin Tabart, publicado en 1807 Benjamin y popularizado por Joseph Jacobs en 1890, con la publicación de los cuentos de hadas ingleses. La versión de Jacobs es más comúnmente publicada hoy y se cree que es más cercano y fiel a las versiones orales que Tabart, porque en esta última falta la moral inexistente en la otra.

Historia

La trama se centra en un niño, llamado Jack, que va al mercado a instancias de su madre para poder vender una vaca. Cuando el niño llega al mercado, un extraño le ofrece cinco habichuelas mágicas a cambio del bovino. El niño acepta regresando a casa con los granos en su bolsillo. Su madre se enfurece por la clara instrucción de no vender la vaca haber sido ignorada. Fuera de sí, ella lanza las habichuelas por la ventana, que caen en la tierra al lado de su casa.

Mientras Jack duerme, las habichuelas germinan y dan origen a gigantes pies de frijol levantándose en el cielo. Al despertar, el niño despierta el colosal vegetal y encuentra un castillo sobre las nubes, un lugar extraño habitado por un gigante que devora a las personas.

Protegido por la esposa del grandullón, Jack logra escapar, después de robar una bolsa de monedas de oro. Regresa al día siguiente para robar la gallina de los huevos de oro del gigante y nuevamente escapa ileso. Al tercer día, Jack escala nuevamente e intenta robar un arpa de oro. En esta ocasión el gigante lo persigue pero el niño consigue descender y cortar el vegetal con un ancha.

Controversias

Esta historia está marcada por la controversia porque en la versión original, de Tabart, se retrata a un héroe que, después de ser engañado por alguien desagradable, sin poder defenderse, entra escondido en la casa de otro hombre, gana la simpatía de su esposa para así conseguir robarles y al final lo mata. Él no encuentra ningún conflicto moral o castigo por sus actos.

En la versión reescrita, reinterpretada y popularizada por Jacobs, hay un desdoblamiento de la historia en dirección a la moral, un final marcado como demanda la tradicional forma de la fábula. Se cree que por retratar la moralidad de forma más evidente haya sido mejor aceptada y extendida al gran público.

Recomendado