Escuelapedia.com Ciencias Infección de la orina

Avisos google

Infección de la orina

Infección de la orina

La infección del tracto urinario se caracteriza por la multiplicación de bacterias u hongos en cualquier parte de las vías urinarias (uretra, uréteres, vejiga y riñón). Muy a menudo la infección se produce en la vejiga (cistitis). Sin embargo, la infección de riñón (pielonefritis) es mucho más grave.

Causas de infección urinaria

La bacteria Escherichia coli es responsable de aproximadamente el 80% de los casos de infección urinaria. La contaminación es casi siempre en una trayectoria ascendente, es decir, las bacterias del intestino grueso se mueven hacia la parte inferior de la vagina y penetran en el tracto urinario a través de la uretra, multiplicándose en la vejiga y pudiendo llegar hasta los riñones.

Este tipo de contaminación es más rara en el sexo masculino, por la protección que la extensión de la uretra proporciona. Las mujeres son más susceptibles a la infección urinaria debido a la anatomía femenina, que posee una mayor proximidad de la uretra a la región anal, además de la uretra corta que facilita la entrada de bacterias.

Síntomas de la infección urinaria

Infección de la vejiga urinaria (cistitis)

  • Escozor/ardor al orinar;
  • Gran deseo de orinar;
  • Orinar en varias ocasiones y en pequeñas cantidades, a veces sólo gotas;
  • Sangre en la orina;
  • Orina turbia y maloliente;
  • Dolor debajo del ombligo.

Infección de la vejiga urinaria (pielonefritis)

  • Dolor de espalda;
  • Fiebre alta;
  • Escalofríos;
  • Náuseas y los vómitos;
  • Orina turbia y maloliente.

Otras clasificaciones de la infección urinaria

Las infecciones urinarias también pueden ser divididas en:

Simples: cuando se producen en vías urinarias normales;
Complicadas: cuando ocurren en personas con anomalías del tracto urinario o cuando hay bacterias resistentes a antibióticos.

Factores de riesgo de la infección urinaria

  • Mujeres sexualmente activas;
  • Menopausia;
  • Obstrucción del flujo de orina;
  • Uso de sondas;
  • Cirugías en la vejiga;
  • Anomalías de las vías urinarias;
  • Cambio de la inmunidad.

Tratamiento de la infección urinaria

El tratamiento de la infección del tracto urinario se hace generalmente con antibióticos. El tipo de medicamento y el tiempo de tratamiento dependen de la condición de la persona y del tipo de bacteria.

Cistitis: Los síntomas por lo general mejoran después de unos días de antibióticos. El tiempo de tratamiento puede variar de 1 a 7 días;
Pielonefritis: el tratamiento debe ser ampliado, variado de 7 a 14 días. Puede haber necesidad de hospitalización en los casos graves, con administración intravenosa de antibióticos y medicamentos orales por algunas semanas.

Prevención de la infección urinaria

  • Beber mucha agua;
  • Hacer la higiene personal desde delante hacia atrás;
  • Orinar después del coito;
  • Evitar sostener la orina por mucho tiempo.
Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Contenidos recomendados
Recomendado