Saltar al contenido

Humus de lombriz

Humus de lombriz

Se llama humus a todo material de naturaleza orgánica que sufre degradación en el suelo. El humus de lombriz es un tipo de fertilizante producido por las lombrices de tierra de restos de materia orgánica (animal y vegetal). Es la excreción de ese animal.

Los gusanos se comen restos orgánicos que, al pasar a través del intestino, experimentan transformaciones ocasionadas por la presencia de microorganismos y algunas sustancias químicas, tales como las hormonas. El humus desechado por estos animales se presenta en coloración oscura, similar al café molido.

El humus de lombrices es una sustancia que da una nutrición de calidad a las plantas, además de prevenir algunas enfermedades. Tiene varios nutrientes, como nitrógeno, fósforo y potasio, así como algunas hormonas. Todos estos nutrientes son fácilmente absorbidos por la planta, que hacen del humus una sustancia muy eficiente. Cabe recordar que los gusanos, además de producir ese importante fertilizante son también responsables por la aireación del suelo y, por tanto, son ideales para la agricultura.

El humus de lombriz es una forma de fertilizante muy barato que puede ser utilizado fácilmente por cualquier productor. La producción de ese compuesto puede ser realizada en la misma propiedad, lo que disminuye costes con la adquisición de insumos industriales.

La implantación de lombricomposta puede ser una alternativa para algunos agricultores como una forma de reducir algunos costos con la fertilización. El gusano más utilizado para la implementación de la lombricultura es el gusano rojo de California, ya que se reproduce rápidamente y consume grandes cantidades de materia orgánica. El material utilizado como materia prima es estiércol animal generalmente, sin embargo, pueden utilizarse cáscaras de frutas y verduras, restos de poda, entre otros. Es importante que materiales que atraen a ratones y cucarachas no sean usados, tales como restos de comida.

Existen diversas técnicas para la construcción de una reserva de gusanos barata y eficiente. Entre una de esas técnicas se puede destacar la granja de lombrices de bambú, donde todas las paredes laterales son hechas de bambú entrelazado. Lo ideal es que sea montado al aire libre, en lugar con sombra y relativa declividad para que no se acumule mucha agua. Para que el agua de las lluvias no lo destruya, puede ser hecha una tapa con bambú o, entonces, cubrir la estructura con hojas. Después de montada la estructura se debe forrar el fondo de la granja con película plástica perforada. A continuación, se introduce una gran población de gusanos en el fondo, cubriéndolas con residuos orgánicos.

El humus de lombriz es, sin duda, una gran alternativa para la disminución de gastos del productor rural gasto en su producción. Además, es una manera de aprovechar los residuos orgánicos que se producen en una propiedad y mejorar la calidad del suelo.

Escribe el primer comentario

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Más contenidos

    Síguenos en Facebook