Escuelapedia.com Tecnologia Historia del teléfono

Avisos google

Historia del teléfono

Antonio Meucci

Cuando queremos saber al respecto de los creadores de las invenciones, decir quién era el padre del teléfono tal vez sea una de las más fáciles conclusiones. La mayoría de personas señalan al escocés Alexander Graham Bell quien lo creó, lo que no es cierto en realidad.

El Congreso Americano, en el año 202, en la resolución 269, reconoció que el inventor oficial del teléfono era el italiano Antonio Meucci, que en 1860 ya había descrito el aparato en un periódico de habla latina de Nueva York con el nombre de teletrophone.

Antonio Meucci llevaba su vida con varias profesiones, una de las cuales era la medicina. El italiano trató a sus pacientes con un método basado en la aplicación de choques pequeños. Una vez, Meucci había colocado un electrodo conectado a un alambre de cobre en la boca de un paciente, y cuando fue a conectar el aparato en otra sala escuchó el gemido del mismo. Con eso, llegó a la conclusión de que la voz podría propagarse por medio de impulsos eléctricos.

Para desarrollar su invento, Meucci se trasladó a un pueblo cercano a Nueva York, EE.UU., donde construyó una fábrica de velas; con el dinero que ganaba, perfeccionó su invento. La novedad fue un éxito en su momento, sobre todo entre la colonia italiana en Estados Unidos. Incluso teniendo en cuenta el éxito relativo de la invención, Meucci no obtuvo los inversores adecuados para invertir en su idea, porque muchos de ellos no veían utilidad en un telégrafo parlante.

Pasando a través de varios problemas financieros y de salud, Meucci no pudo igualar la cantidad de 250 dólares necesaria para patentar su invento. La patente fue hecha por Graham Bell, quien tomó toda la fama de creador del teléfono durante años.

Meucci intentó obtener justicia contra Graham Bell varias veces, pero cuando estaba a punto de ganar una disputa en la Corte Suprema de Justicia, el italiano murió repentinamente. Así, Graham Bell acabó llevando la fama y las ganancias millonarias que la invención de otra persona le proporcionaría.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Recomendado