Escuelapedia.com Historia Historia del palillo de dientes

Avisos google

Historia del palillo de dientes

Palillo de dientes
Para mantener sus dientes limpios la humanidad, en su cultura y civilizaciones, ha usado o adaptado varios objetos. Palos, espinas y huesos son sólo algunos elementos de la extensa lista exótica del limpiador de dientes. En Brasil, en el siglo XIX, se utilizaron palos de sauce.

El cepillo de dientes, a pesar de existir, no era tan generalizado. Observando la necesidad de la higiene oral, el estadounidense Charles Forster trató de planear algo que facilitase la higiene de los dientes expulsando los residuos que se quedaban atrapados entre los mismos. En la década de 1840 a 1850, Forster estuvo en América Latina para ayudar a los negocios de un familiar vendedor de muebles.

De vuelta a los Estados Unidos, Forster contrató a un inventor de máquinas que permitiera la creación de un equipo de producción de astillas de madera.

En 1870, ya produjo más de 1 millón de palillos al día con gran calidad y óptimos costos, pero aun así era difícil de encontrar a su público. La solución para propagar su invención y hacer un hábito de usar un palillo de dientes fue contratar a jóvenes para almorzar en restaurantes de Boston y al final de la comida exigir un palillo de dientes.

Días después de su promulgación publicitaria –si así puede llamarse– Foster visitó los mismos restaurantes ofertando los productos a los locales para luego ofertarlos a los clientes. La táctica funcionó, las ventas crecieron y ya estaba instituida la necesidad del palillo de dientes.

Charles Forster murió en 1901, millonario y dejando al hijo Maurice como heredero del negocio que se haría rentable a escala mundial. En 1992, la empresa se fundió con otro grupo empresarial y actualmente pertenece a la marca Jarden.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Contenidos recomendados
Recomendado