Escuelapedia.com Historia Historia del absolutismo

Avisos google

Historia del absolutismo

Historia del absolutismo

Podemos definir el absolutismo como un sistema político y administrativo que prevaleció en los países de Europa, en el momento del Antiguo Régimen, específicamente entre los siglos XVI al XVIII.

Características

En el final de la Edad Media (siglos XIV y XV), se produce una fuerte centralización política en manos de los reyes. La burguesía comercial ayudó mucho en este proceso, porque se preocupa acerca de un gobierno fuerte y capaz de organizar la sociedad. Por lo tanto, la burguesía ofreció apoyo político y financiero a los reyes, que a cambio, crearon un sistema administrativo eficiente, unificando monedas e impuestos y mejorando la seguridad dentro de sus reinos.

Esta vez, el rey había agrupado prácticamente todos los poderes. Podía crear leyes sin autorización o aprobación política de la sociedad. Los elevados impuestos, tasas y obligaciones eran fijados según sus intereses económicos. Actuó en asuntos religiosos, llegando incluso a controlar el clero en algunas regiones.

Todos los lujos y gastos de la corte fueron mantenidos por los impuestos pagados principalmente por la población más pobre. La sociedad marginalizada era carente de poder e incapaz de negociar o exigir ajustes políticos. Los reyes absolutistas usaron la fuerza y la violencia de sus ejércitos para reprimir, encarcelar o hasta matar a cualquier persona que fuese contraria a los intereses o leyes definidas por los monarcas.

Ejemplos de algunos reyes de este período

Enrique VIII de Inglaterra – Perteneciente a la dinastía Tudor, gobernó a Inglaterra en el siglo XVII.

Isabel Estuardo – Perteneciente a la dinastía Estuardo, fue reina de Inglaterra en el siglo XVII.

Luis XIV – Perteneciente a la dinastía de los Borbones, conocido como el rey Sol gobernaba Francia entre 1643 y 1715.

Fernando II de Aragón e Isabel I de Castilla – Reyes católicos que gobernaron España en el siglo XVI.

Teóricos del absolutismo

Muchos filósofos de este período desarrollaron teorías y llegaron hasta escribir obras defendiendo el poder de los monarcas europeos. A continuación algunos ejemplos:

Jacques Bossuet: para este filósofo francés, el rey era representante de Dios en la tierra. Por lo tanto, todos debían obedecerle sin cuestionar sus actitudes.

Nicolás Maquiavelo: escribió ‘El príncipe’, obra que abogaba por el poder de los reyes. Según las ideas extraídas de su trabajo, el gobernante podía hacer lo que quisiera en su territorio para conseguir la orden. De acuerdo con el pensador, el rey podría usar incluso la violencia para alcanzar sus objetivos. Es de este teórico la famosa frase ‘El fin justifica los medios’.

Thomas Hobbes: este pensador inglés, autor de ‘El Leviatán’, defendió la idea de que el rey salvó a la civilización de la barbarie y, por lo tanto, a través de un contrato social, la gente debía ceder ante los poderes del Estado.

Mercantilismo, la práctica económica de absolutismo

Podemos definir el mercantilismo como la política económica adoptada en Europa durante el Antiguo Régimen. Como ya hemos dicho, el gobierno absolutista interfiere demasiado en la economía de los países. El objetivo principal de estos gobiernos fue lograr el máximo desarrollo económico posible, mediante la acumulación de riquezas. Cuanto mayor fuera la cantidad de riqueza de un rey, mayor sería su prestigio, poder y respeto internacional. Podemos citar como características dominantes del sistema económico mercantilista: metalismo, industrialización, proteccionismo, pacto colonial, aranceles, balanza comercial favorable.

Recomendado