Escuelapedia.com Historia Historia de la Revolución Industrial

Avisos google

Historia de la Revolución Industrial

La Revolucion Industrial

La Revolución Industrial comenzó en el siglo XVIII en Inglaterra, con la mecanización de los sistemas de producción. Mientras que en la Edad Media el arte era la manera de producir más utilizada, la concepción material se inicia en la Edad Moderna. La burguesía industrial, deseosa de mayores lucros, menores costos y producción acelerada, buscó alternativas para mejorar la producción de mercancías. También podemos apuntar el crecimiento poblacional, que trajo mayor demanda de productos y mercancías.

Pionerismo inglés

Fue Inglaterra el país a la vanguardia en el proceso de Revolución Industrial del siglo XVIII. Esta situación puede ser justificada por diversos factores. Inglaterra poseía enormes reservas de carbón mineral en su subsuelo, es decir, detenta la principal fuente de energía para mover las máquinas y las locomotoras a vapor.

Además de la fuente de energía, los ingleses tenían enormes reservas de mineral de hierro, la principal materia prima utilizada en este período. La mano de obra disponible en abundancia (desde la Ley de los Cercamientos de Tierras), favoreció a Inglaterra, pues proveyó una masa de trabajadores ideal para los nuevos empleos que surgieron en las ciudades inglesas.

Avances de la tecnología

El siglo XVIII estuvo marcado por el gran salto tecnológico en el transporte y la maquinaria. Los motores de vapor, especialmente los telares gigantes, revolucionaron la manera de producir. Si por un lado el hombre sería sustituido por la máquina, generando miles de desempleados, por otro lado bajó el precio de las mercancías y aceleró el ritmo de producción facilitando la mayor posesión de bienes en la sociedad.

En el área de transporte, podemos destacar la invención de las locomotoras a vapor y los trenes a vapor. Con estos medios de transporte, era posible transportar más mercancías y personas, en un tiempo más corto y con menores costos.

Entre las principales invenciones técnicas de la Revolución Industrial podemos mencionar la lanzadera volante de John Kay, el telar mecánico de Cartwright, la máquina a vapor de James Watt y la locomotora de Stephenson.

La fábrica

Las fábricas de inicios de la Revolución Industrial no presentaron los mejores entornos de trabajo. Las condiciones de las fábricas eran precarias. Eran entornos de pésima iluminación y sucios. Los salarios recibidos por los trabajadores eran demasiado bajos y llegaron a emplear el trabajo infantil y femenino. Los horarios fueron intensivos, llegando a trabajar hasta 18 horas por día, siendo sujetos incluso a castigos físicos por parte de los jefes. No había derechos laborales como, por ejemplo, festivos, pagas extra, asistencia en caso de enfermedad o periodo de descanso semanal remunerado. Cuando eran desempleados, las personas no tenían ningún tipo de subsidio y atravesaron situaciones de precariedad.

Reacción de los trabajadores

En muchas regiones de Europa, los trabajadores se organizaron para luchar por mejores condiciones de trabajo. Los empleados de las fábricas formaron los Trade Unions (movimientos sindicales) con el objetivo de mejorar las condiciones de trabajo de los empleados. También hubo movimientos más violentos como, por ejemplo, el ludismo, que manifestó profundo odio por las máquinas. Conocidos como destructores de máquinas, los ludistas invadían las áreas de trabajo y destruían sus equipamientos como una forma de protesta y actuación en relación a la vida de los empleados. El cartismo fue más tolerantes en la forma de actuación, optando por la vía política y conquistando diversos derechos políticos para los trabajadores.

Conclusión

La Revolución Industrial hizo los métodos de producción más eficientes. Los productos pasaron a ser producidos más rápidamente, abaratando los precios y estimulando la actitud de consumo. Por otra parte, también afectó a la situación laboral incrementando el número de desempleados.

En esta época, las máquinas fueron sustituyendo gradualmente la fuerza de trabajo humano llevando a una desvalorización de las habilidades humanas. La contaminación ambiental, el incremento de la contaminación acústica, el éxodo rural y el crecimiento desordenado de las ciudades eran también consecuencias nocivas para la sociedad a largo plazo.

Hoy en día, el desempleo es uno de los principales problemas de los países en desarrollo. Generar puestos de trabajo se ha convertido en uno de los mayores desafíos para los gobiernos alrededor del mundo. Los trabajos repetitivos y calificados han sido reemplazados por máquinas y robots. Las empresas que buscan profesionales altamente cualificados exigen cada vez mayor creatividad y habilidades múltiples. Incluso en países desarrollados hay falta de empleo para toda la población (baja demanda).

Recomendado