Escuelapedia.com Ciencias Historia de la contabilidad en la Edad Antigua

Avisos google

Historia de la contabilidad en la Edad Antigua

Contabilidad Edad Antigua

Los primeros rastros de la actividad contable se ubican en torno al año 8000 a.C. en Uruk, una ciudad de la antigua Mesopotamia, el actual territorio de Irak. Uruk era un centro de la civilización sumeria. Esos primeros registros contables se constituían de fichas de barro, guardadas en receptáculos de barro, que eran utilizadas en el cálculo del patrimonio. Por ejemplo, una ficha de barro podría representar un buey. Si ese buey fuese transferido para otro pasto o entregado a otro propietario, su ficha sería igualmente transferida para otro receptáculo de barro, registrando de esa forma el evento ocurrido y ayudando al control del patrimonio por parte del poseedor. De esa forma, un único evento contable (por ejemplo, un préstamo de un buey) envolvería dos receptáculos de barro: uno, representando el stock de bueyes del dueño, representaría una ficha; otro, representando el derecho del dueño del buey sobre la persona que estaba tomando el buey presentando, receptora de la ficha. Esto sería un doble registro de transacción o, en otras palabras, un lanzamiento de partida doblada. Después de la creación de las fichas de barro para el control de contabilidad, se produjo la creación de tablas con escritura cuneiforme, para la contabilización del pan, cerveza, materiales y trabajo esclavo, en Uruk y en Ur y también en la antigua Sumeria. De esa forma, la invención de la escritura del hombre queda íntimamente ligada a la de la contabilidad.

El Antiguo Egipto también contribuyó a importantes avances en el libro de la ciencia contable, debido principalmente a la necesidad del gobierno para organizar la recaudación de impuestos. Los antiguos egipcios innovaron para hacer los registros contables utilizando los valores monetarios, en el caso del oro y la plata.

En la antigua Grecia, la burocracia de la ciudad de Micenas mantuvo archivos que registraban, en placas de barro, inventarios de esclavos, de caballos, de carros de guerra y de piezas de esos carros así como la creación de impuestos. Con el desarrollo de la democracia griega, los gobernantes elegidos pasaron a tener que prestar cuentas de cómo usaban los recursos públicos, a través de demostraciones contables inscritas en piedra.

Ya los antiguos romanos se preocuparon por un registro meticuloso de su patrimonio personal, utilizando tablas de cera grabadas con estiletes afilados para borradores que enseguida eran transcritos para papiros o pergaminos. A nivel de administración gubernamental, los romanos tenían la figura del Contador general del Estado, quien controlaba las finanzas imperiales y que era una de las figuras funcionarias más importantes de la máquina estatal.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Contenidos recomendados
Recomendado