Escuelapedia.com Historia Guerras carlistas

Avisos google

Guerras carlistas

Guerras carlistas
Dada la corta edad de la sucesora natural al trono de Fernando VII, cuando murió el 29 de septiembre de 1833, su esposa, María Cristina de Borbón, inmediatamente asumió la regencia y garantizó a los liberales una política diferenciada de la del fallecido rey.

Entre 1833 y 1840, España estalló la Primera Guerra Carlista entre los partidarios de Carlos María Isidro Infante, conocidos como carlistas y partidarios de un régimen absolutista; y los seguidores de la Reina Isabel II, partidarios de un régimen liberal, conocidos como cristinos por el apoyo a la regente Maria Cristina de Borbón.

El carlismo fue un movimiento político legitimista de carácter anti-liberal y anti-revolucionario que procuraba el establecimiento de una rama alternativa de la dinastía de los Borbones al trono español, y que proponía el regreso al Antiguo Régimen.

Del bando cristino, el general Baldomero Espartero después de muchas luchas firmó la paz mediante el Convenio de Oñate el 29 de agosto de 1839. Disfrutando de una gran popularidad, Espartero se unió al Partido Progresista y logró ser nombrado presidente del Consejo de Ministros, pero la falta de apoyo lo obligó a renunciar. Espartero lideraba, sin oposición, el Partido Progresista y necesitaba una mayoría suficiente en las Cortes. Pero terminó entrando en confrontación con la regenta. Después de una rebelión generalizada contra María Cristina en las grandes ciudades como Barcelona, ​​Zaragoza y Madrid, fue forzada a renunciar y entregar la Regencia del Estado y la custodia de sus hijas -incluyendo la de la reina Isabel- en las manos del general. La forma de gobierno dictatorial, personalista y militar provocó la enemistad de muchos de los partidarios de Espartero e hizo que en 1841 comenzase una revolución. En 1843, Espartero se vio obligado a disolver las Cortes.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Recomendado