Escuelapedia.com Historia Grandes epidemias de la historia

Avisos google

Grandes epidemias de la historia

Gripe Espanola

La tecnología y el conocimiento que permiten la curación de diversas enfermedades pueden ser también la causa para el surgimiento de las epidemias. En general, el uso de alimentos genéticamente modificados, los pesticidas e incluso la degradación de la naturaleza misma son los factores clave que explican el surgimiento de epidemias, que no son nada nuevo en la historia humana.

Hace más de 3000 años, los egipcios sufrieron un terrible ataque de viruela que afectó a varios miembros de esta antigua civilización. La misma enfermedad, siglos después, azotó a Japón en el siglo VIII y sirvió como elemento de dominación de las poblaciones nativas de América, cuando, en el siglo XVI, los colonizadores españoles transmitieron la enfermedad a los aztecas.

En el siglo V antes de Cristo el mundo griego estaba experimentando un terrible conflicto interno, que colocaba a los atenienses y espartanos en los lados opuestos. La conocida como Guerra del Peloponeso fue un conflicto militar que marcaría la derrota de los atenienses. Según relatos de la época, como si no fuera suficiente habilidad militar de sus enemigos, los atenienses fueron atacados por una enfermedad terrible y misteriosa llamada la gran plaga de Atenas.

Aún en el mundo antiguo, también hay que destacar la malaria como una enfermedad ya reconocida por los romanos. Entonces, desconociendo la relación entre el mal y la picadura del mosquito Anopheles, se creía que se contrajo la malaria en las regiones llenas de mal aire. No por acaso, como medida preventiva, buscaron aterrar a las regiones pantanosas que encontraban. Actualmente, cerca de 250 millones de personas continúan sufriendo esta anomalía.

Llegado el periodo medieval, el movimiento de las Cruzadas promovió que la población europea sufriera la lepra. Los soldados cristianos que fueron afectados por la enfermedad, en lugar de ser vistos con disgusto, recibían el beneplácito en reconocimiento de sus hechos sagrados. Dos siglos más tarde, a causa de las pésimas condiciones de higiene de las ciudades, la peste negra mató a más de 25 millones de europeos en sólo tres años.

Contrariamente a la creencia popular, la falta de planificación urbana había servido para la difusión de otras enfermedades a través del tiempo. En el siglo XIX, varios asiáticos urbanos, europeos y estadounidenses se vieron afectados con los efectos devastadores del cólera. Del mismo modo, los efectos de la fiebre tifoidea fueron decisivos para acabar con la vida de la mayor parte de los soldados de Napoleón que perecieron en tierras rusas.

En el siglo pasado, los horrores de la Segunda Guerra Mundial no podrían estar relacionados solamente al poder bélico de los países implicados en el combate. La gripe española terminó matando a cerca de 20 millones de personas que viven en Europa o fue allí entre los años 1914 y 1918. Al final de ese siglo, la generación del amor libre quedo aterrorizada cuando, en la década de 1980, el SIDA se convirtió en una terrible epidemia que hoy acumula un índice de 35 millones de afectados.

Datos sobre el articulo
Opiniones del artículo
Recomendado