Escuelapedia.com Ciencias Glucosa (química)

Avisos google

Glucosa (química)

Glucosa (química)

La glucosa se encuentra en azúcar en la sangre y es obtenido a través de los alimentos, donde existe en forma de moléculas más complejas. La glucosa es el combustible principal de las células que se utilizan en los procesos de oxidación intracelulares y para obtener energía.

La glucosa no sólo está presente en dulces, frutas y refrescos, sino también en hidratos de carbono (pan, pasteles, cereales, arroz y pasta) y en los almidones (papas, yuca, harina, arroz y maíz).

La diferencia entre estas dos fuentes de glucosa es el tiempo que tarda en entrar en el torrente sanguíneo. Mientras que el dulce toma unos segundos para ser metabolizado, las moléculas de otros alimentos pueden tomar hasta una hora para ser ‘quebradas’.

La glucosa en el cuerpo humano

Los alimentos, para ser aprovechados por las células que forman el cuerpo, deben ser transformados en partículas menores, donde son obtenidos los nutrientes, entre ellos, la glucosa. Esa transformación es realizada en el proceso de la digestión.

El almidón es una de las sustancias más abundantes en la dieta humana. Por ser un polisacárido, se hidroliza en el tracto digestivo antes de ser absorbido. Por acción de las amilasas (salival y pancreática) y, en seguida, de la maltasa del jugo entérico, el almidón es fragmentado en moléculas de glucosa y absorbido por las vellosidades del intestino delgado.

Cuando la sangre que ha pasado a través de los intestinos llega al hígado, la mayor parte de la glucosa se recoge por hepatocitos, donde se almacena como glucógeno para su uso posterior. La insulina, una hormona sintetizada en el páncreas, estimula la captación de glucosa en plasma y su conversión en glucógeno en el hígado. Por lo tanto, la insulina provoca una disminución en la concentración de glucosa en la sangre.

La concentración de glucosa en la sangre debe ser 70 a 99 mg/dl. La deficiencia en la producción de insulina eleva la concentración de glucosa en sangre, ocurriendo hiperglucemia o glucosa alta, que lleva a la diabetes.

El proceso puede ser inverso cuando el cuerpo queda mucho tiempo sin recibir alimentos o, debido a una enfermedad, la cantidad de glucosa en la sangre disminuye, ocurriendo la hipoglucemia o bajo nivel de azúcar en la sangre.

Una vez absorbido por las células, la glucosa sufre más transformaciones y es llevada para las mitocondrias, donde ocurre la respiración celular. Aquí, el oxígeno sufre transformaciones, de las cuales resultan energía, agua y dióxido de carbono. Energía esa que permite que el individuo realice todas sus actividades.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Otras materias disponibles
Contenidos recomendados
Recomendado