Avisos google

Gasolinera

Puesto de abastecimiento
La acelerada popularización de automóviles generó la necesidad de disponer de ambientes para la obtención de combustible. En este sentido, los puestos de abastecimiento, también conocidos como puestos de gasolina, se volvieron esenciales en la comercialización de la gasolina, el etanol (alcohol), el aceite diesel, el gas natural, el biodiesel, entre otros.

Una práctica que se ha vuelto muy común entre los propietarios de estaciones de servicio es el cartel, que consiste en establecer los precios en la venta de combustible. Este hecho ofrece una mayor rentabilidad para los titulares de los puestos de trabajo, perjudicando a los consumidores, que se quedan sin opción para elegir.

Además de combustible, algunas gasolineras también venden lubricantes, brindan lavados de autos, tiendas de conveniencia, conexión a Internet, alimentación, etc. En consecuencia, estos sitios tienen por objeto ampliar su zona de operaciones, prestando servicios que satisfagan las diversas necesidades de los consumidores que pueden hallarse realizando un viaje de largo trayecto.

Para que una estación de servicio sea instalada y entre en funcionamiento, deben someterse a un control exhaustivo por un órgano o institución competente con una revisión periódica. Su estructura debe proporcionar la seguridad suficiente, ya que el combustible es un producto altamente inflamable y contaminante.

La reserva de un puesto (tanque subterráneo) puede poseer alrededor de 30.000 litros de combustible. En este lugar no puede haber fugas, ya que las sustancias almacenadas (gasolina, alcohol, gasolina…) pueden producir incendios y la contaminación de las aguas subterráneas.

Otra preocupación es el cuidado durante la descarga de combustible. Es extremadamente relevante cimentar la construcción adecuadamente aislando la electricidad acumulada en la carrocería del camión. También es indispensable el uso de equipos que ofrezcan el volumen, la altura y la temperatura del combustible en el depósito. Por su parte, el cliente no está exento de responsabilidades, debiendo asumir ciertas pautas en los puestos de abastecimiento: no usar el teléfono, no fumar o utilizar cualquier objeto que pueda provocar fuego, etcétera.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Contenidos recomendados
Recomendado