Escuelapedia.com Tecnologia Fordismo y Taylorismo

Avisos google

Fordismo y Taylorismo

Fordismo y TaylorismoCuando discutimos sobre el proceso de desarrollo de la Revolución Industrial, existe un sesgo que empuja a centrarse en la importancia de la innovación tecnológica como un elemento central de un hecho histórico. Sin lugar a dudas, la combinación de la demanda de fabricación y mejora de los conocimientos en el laboratorio fue de gran importancia para instalar este nuevo ritmo de producción y consumo de bienes.

Sin embargo, el sencillo diseño de nuevas máquinas no puede ser suficiente para tener una noción completa del proceso de producción en la era industrial. También debemos señalar que existieron otras formas de interferencia en las industrias político-administrativas. En este sentido, la racionalización de las actividades industriales permitía aumentar los beneficios y el éxito de las empresas.

Durante mucho tiempo, se produjeron problemas durante el proceso de fabricación de aumentar el costo del valor final del producto y se limitaba el potencial productivo de una industria. Al mismo tiempo, que era un bien hecho, varios empleados se unieron y jugaron funciones aleatorias que limitaban la formación técnica de cada trabajador. En otras situaciones, el trabajo de un empleado era desperdiciado en el tiempo en que esperaba a que otro funcionario acabase la tarea asignada.

Tratando de resolver este problema, el empresario estadounidense Henry Ford estableció un modelo eficiente desarrollado de acuerdo a las crecientes necesidades de la industria automovilística. Para ello, concibió la llamada línea de producción o fabricación en serie. Esta línea se compone de una cinta transportadora que movía el producto fabricado. Con cada movimiento, un trabajador debía realizar una pequeña parte del conjunto de productos industriales de manera repetitiva y cíclica.

A través de este modelo, Henry Ford fue capaz de disminuir el número de problemas que afectaban a la calidad del producto que se comercializaba. Al mismo tiempo, se llevó a cabo un nuevo impulso a la productividad pudiendo fabricar un amplio número de coches. El éxito de su experimento terminó siendo utilizada en otros campos de la economía industrial. En consecuencia, la posibilidad de una actividad lucrativa había aumentado exorbitantemente.

Otro método importante de la racionalización del trabajo industrial fue concebido gracias a los estudios desarrollados por el ingeniero norteamericano Frederick Winslow Taylor. Una de sus principales preocupaciones era que encontrar medios para que hombre y máquina pudieran dar su máximo rendimiento. Con este fin, creía que estudios científicos detallados debían abordar los problemas que impedían el aumento de la producción.

Usando una serie de pruebas, Taylor demostró que el máximo control sobre el rendimiento de las máquinas y el trabajo podría desarrollar una industria y acelerar su crecimiento. Las situaciones empíricas, es decir, aquellas que no pudieron ser controlados por medio de datos numéricos y estadísticos deben ser explícitamente restringidas. La formación, la experiencia y el control son las herramientas básicas que le daría una interferencia positiva en la productividad de la industria.

Con el tiempo, la popularización de estos conceptos dio lugar a la demanda de los mercados de consumo, incremento de las materias primas y, por consiguiente, una mayor mano de obra. La industria se benefició de los conceptos introducidos por Ford y Taylor teniendo la oportunidad de ganar nuevos mercados y superar a los restantes competidores comerciales. Hasta la segunda mitad del siglo XX, estos modelos influyeron en el proceso de industrialización en muchas partes del mundo.

Recomendado