Escuelapedia.com Historia Festividades religiosas romanas (mitología)

Avisos google

Festividades religiosas romanas (mitología)

Festividades romanas
El almanaque religioso romano evidenciaba la hospitalidad de Roma ante los cultos y deidades de los territorios invadidos. Originalmente eran pocas las festividades religiosas romanas. Algunas de las más antiguas perduraron hasta finales del imperio pagano, preservando la memoria de la fertilidad y los ritos propiciatorios de un ancestral pueblo agrícola. Aun así se introdujeron nuevas festividades que indicaron la naturalización de los nuevos dioses. Llegaron a incorporarse tantas celebraciones que los días festivos eran más muchos que los de oficio. Entre las festividades religiosas romanas más relevantes figuraban las saturnales, las Lupercales, las Equiria y los Juegos Seculares. Muchas de las ceremonias quedaron influidas por la política del gobierno ‘Panem et circenses’ (pan y circo) donde utilizaron los festejos como medida de distracción sobre los problemas sociales.

Bajo el Imperio, las saturnales se conmemoraban durante siete días, del 17 al 23 de diciembre, durante la fase en el que comienza el solsticio de invierno. Toda la actividad financiera se suspendía, los prisioneros quedaban transitoriamente libres, había intercambio de regalos y predominaba un ambiente de alegría. Las Lupercales era una antigua celebración en la que inicialmente se honraba a Luperco, un dios pastoril de los ítalos. La festividad se conmemoraba el 15 de febrero en la gruta del Lupercal en el monte Palatino, donde se suponía que una loba había amamantado a los legendarios autores de Roma, los gemelos Rómulo y Remo. Entre las leyendas romanas conectadas con ellos se encuentra la de Fáustulo, el pastor que se suponía que había encontrado a los niños en la guarida de la loba y los había conducido a su casa, donde los crió su mujer Aca Larentia.

Las Equiria, festival en honor de Marte, se conmemoraba el 27 de febrero y el 14 de marzo, convencionalmente la fase del año en la que se organizaban nuevas campañas militares. En el Campo de Marte se hacían carreras de caballos que definían visiblemente la conmemoración.

Los Juegos Seculares, que incluían tanto espectáculos atléticos como sacrificios, se realizaban a intervalos regulares, convencionalmente sólo una vez en cada saeculum, o siglo, para indicar el comienzo de uno nuevo. La tradición, sin embargo, no siempre se respetaba.

Otras materias disponibles
Contenidos recomendados
Recomendado