Escuelapedia.com Varios Estar entre los brazos de Morfeo

Avisos google

Estar entre los brazos de Morfeo

Estar entre los brazos de Morfeo

A pesar de los milenios que nos distancian de los griegos, podemos observar que el legado de esa antigua civilización todavía tiene una influencia significativa en diversos aspectos de nuestra vida cotidiana. Las nociones estéticas, la idea de democracia, los principios de la filosofía son apenas algunos de los casos en que vemos de qué modo los griegos dejaron su marca entre las culturas occidentales. En realidad, si hay un poco de interés intelectual podemos descubrir que la cultura griega también se adentra en aspectos simples de la vida cotidiana.

Una expresión, ‘Estar entre los brazos de Morfeo’, nos acerca a la noción de sueño desde la perspectiva mitológica. Las propiedades vigorizantes del sueño conocidas por la mayoría de personas y la privación de sueño pueden desencadenar una serie de problemas de salud. Varios estudiosos todavía investigan de qué modo esa actividad que ocupa prácticamente un tercio de nuestras vidas interfiere en el funcionamiento de nuestro organismo. En nuestra vida cotidiana es común que muchas personas celebren una noche de intenso sueño utilizando esa expresión. Pero, después de todo, ¿Cuál es el origen de este dicho popular?

Según la mitología griega, Morfeo era hijo de Hipnos, el dios del sueño. Así como su padre, él disponía de grandes alas que permitía desplazarse silenciosamente por los lugares más remotos de nuestro planeta. Aprovechando el reposo de los hombres, Morfeo asumía formas humanas y ocupaba los sueños a su voluntad. De ese modo, los griegos creían que una noche de plácido descanso y sus efectos positivos solamente serían explicados por la presencia de la deidad en sus sueños.

Fue precisamente a través de esta expresión y la historia de Morfeo que uno de los más poderosos analgésicos existentes –la morfina– obtuvo su nombre. Al final, incluso no habiendo base científica en la ciencia sabemos que una noche de buen descanso puede resultar simplemente divina.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Artículos relacionados
    Contenidos recomendados
    Recomendado