Escuelapedia.com Ciencias El sistema nervioso (anatomía)

Avisos google

El sistema nervioso (anatomía)

El sistema nervioso (anatomía)

El sistema nervioso es una red de comunicaciones del organismo, formada por un conjunto de órganos del cuerpo que poseen la función de captar los mensajes, estímulos del ambiente, ‘interpretarlos’ y ‘archivarlos’, y consecuentemente, elaborar respuestas (si son solicitadas), las cuales pueden ser dadas en la forma de movimientos, sensaciones o constataciones.

Componentes del sistema nervioso

El sistema nervioso se divide en dos partes principales: el sistema nervioso central (SNC) y el sistema nervioso periférico (SNP).

Sistema Nervioso Central

El sistema nervioso central consiste en el encéfalo y la médula espinal, ambos implicados y protegidos por tres membranas denominadas meninges.

Encéfalo

El encéfalo, que pesa aproximadamente 1,5 kilogramos, está situado en el cráneo y tiene tres órganos principales:

Cerebro: el más importante órgano del sistema nervioso y considerado el más voluminoso una vez que ocupa la mayor parte del encéfalo, el cerebro está dividido en dos partes simétricas: el hemisferio derecho y el hemisferio izquierdo. Así, la capa más externa del cerebro se llena de recovecos, se llama córtex cerebral y es responsable del pensamiento, la visión, la audición, el tacto, el paladar, el habla, la escritura, entre otras funciones. Además, el cerebro es la sede de los actos conscientes e inconscientes, de la memoria, del razonamiento, de la inteligencia y de la imaginación, y controla todavía los movimientos voluntarios del cuerpo.

Cerebelo: se encuentra en la parte posterior y por debajo del cerebro, el cerebelo coordina los movimientos precisos del cuerpo, así como el mantenimiento del equilibrio. Además, regula el tono muscular, es decir, regula el grado de contracción de los músculos en reposo.

Tronco encefálico: localizado en la parte inferior del cerebro, el tronco encefálico conduce los impulsos nerviosos del cerebro para la médula espinal y viceversa. Además de eso, produce los estímulos nerviosos que controlan las actividades vitales como los movimientos respiratorios, los ritmos cardíacos y los reflejos, como la tos, el estornudo y la deglución.

Medula Espinal

La médula espinal es un cordón de tejido nervioso situado dentro de la columna vertebral y la parte superior está conectada al tronco encefálico. Su función es llevar a cabo los impulsos nerviosos desde el resto del cuerpo al cerebro y la coordinación de los actos involuntarios (reflejos).

Sistema Nervioso Periférico

El sistema nervioso periférico (SNP) consiste en los nervios que se originan en el encéfalo y la médula espinal. Su función es conectar el sistema nervioso central al resto del cuerpo. Es importante destacar que hay dos tipos de nervios: los craneales y los raquídeos o espinales.

Nervios craneales: distribuidos en 12 pares que salen del encéfalo, y su función es transmitir mensajes sensoriales o motores, especialmente para las áreas de la cabeza y el cuello.

Nervios espinales: son 31 pares de nervios que salen de la médula espinal. Se forman a partir de las neuronas sensoriales, que reciben los estímulos ambientales; y las neuronas motoras que conducen de los impulsos del sistema nervioso central a los músculos o glándulas.

De acuerdo con su actividad, el sistema nervioso periférico se puede dividir en el sistema nervioso somático y el sistema nervioso autónomo.

Sistema nervioso somático: regula las acciones voluntarias, es decir, aquellas que están bajo el control de nuestra voluntad y regula el músculo esquelético en todo el cuerpo.

Sistema nervioso autónomo: opera de manera integrada con el sistema nervioso central y tiene dos subdivisiones: el sistema nervioso simpático, que estimula el funcionamiento de los órganos y el sistema nervioso parasimpático que inhibe su funcionamiento.

En general, estos dos sistemas tienen funciones opuestas: mientras que el sistema nervioso simpático dilata la pupila y aumenta la frecuencia cardíaca, el sistema parasimpático, a su vez, contrae la pupila y disminuye la frecuencia cardíaca. Finalmente, la función del sistema nervioso autónomo es regular las funciones del cuerpo, de modo que las condiciones internas del cuerpo se mantengan constantes.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Contenidos recomendados
Recomendado