Escuelapedia.com Historia El periodo Paleolítico

Avisos google

El periodo Paleolítico

El periodo Paleolitico

Durante el Paleolítico, que comenzó hace alrededor de 2,5 millones de años, y dio lugar a la siguiente etapa cultural, el Mesolítico, a partir del año 10,000 a.C., el hombre moderno y sus predecesores han sobrevivido de acuerdo a los caprichos de la naturaleza.

Nuestros antepasados, en pequeños grupos de cazadores y recolectores nómadas, subsistieron durante largos milenios recolectando alimentos, cazando rebaños de renos, bisontes y otros animales grandes y fabricando herramientas de piedra para su supervivencia.

Las características más importantes de la cultura del Paleolítico eran los refugios, el uso de herramientas sencillas y de sílex y, a partir del 38.000 a.C. y sólo en algunas regiones, las primeras obras de arte. Son especialmente notables las pinturas rupestres y las estatuillas femeninas producidas en Europa.

Hay pruebas concluyentes de que estos grupos del Paleolítico no vivían solos y que, en diversas ocasiones, se produjeron contactos «comerciales» para intercambio de herramientas e ideas. Gracias a esos contactos las innovaciones pasaron a ser transmitidas entre grupos y los descubrimientos más interesantes se generalizaron.

Las inferencias acerca de la cultura no material de los pueblos sin escritura son casi siempre inciertas, ya que se basan en los hallazgos arqueológicos fortuitos. Las analogías se hacen a menudo inadecuadamente tomando como base pueblos paleolíticos que llegaron en tiempos modernos, como los aborígenes australianos y los indios de América del Sur. La presencia de herramientas y vestigios de alimentos en sepulturas, sin embargo, y la propia existencia del arte paleolítico, son evidencias consistentes de que los pueblos que las produjeron creían en la vida después de la muerte y tenían otras preocupaciones igualmente abstractas.

En contacto permanente e íntimo con la naturaleza, tal vez el hombre paleolítico ha desarrollado su universo mítico-religioso de los fenómenos naturales de los que dependían y que le parecían misteriosos: el ciclo del sol y la luna, las variaciones climáticas, la abundancia de caza, la dualidad de hombre-mujer y la reproducción de los seres humanos y animales.

Las pinturas de falos erectos y estatuillas de mujeres con las formas populares bien dotadas –como la paleolítica Venus –se relacionan con ritos de fertilidad que se extenderían más tarde a la época del Neolítico. Algunos historiadores creen que, de alguna manera, el arte de las cuevas estaría vinculado a estos rituales, cuyo propósito ha sido asegurar el éxito de la caza y, en consecuencia, la supervivencia del grupo. Ya existía en el Paleolítico, por lo tanto, un sistema de creencias que convencionalmente se llama mítico-religioso.

Por el momento es imposible precisar el contenido de las creencias míticas y religiosas de los pueblos del paleolítico, pero hay pocas dudas de que realmente han existido y se han incorporado y desarrollado miles de años más tarde, durante las comunidades neolíticas agrícolas.

Características generales del Paleolítico

El Paleolítico se inició alrededor de un millón de años atrás. Durante este período la evolución del hombre fue muy lenta. El hombre paleolítico vivió una difícil lucha por la supervivencia. Además de hacer frente a los accidentes de la naturaleza, tuvo que defenderse de animales de gran tamaño.

Durante este período, el hombre vivía en cuevas. Su subsistencia se basaba en los animales de caza, pesca y recolección de frutas, verduras y raíces. Eran nómadas (sin hogar), ya que la demanda de alimentos le obligó a frecuentes desplazamientos.

El primer instrumento utilizado por el hombre primitivo fue el hacha de piedra astillada. Por lo tanto, el Paleolítico también se conoce como la Edad de Piedra.

Poco a poco, fue perfeccionando sus instrumentos y el uso de otros materiales tales como renos cornamenta y marfil. Fabricaron utensilios muy diversos como agujas, ganchos, lanzas, raspadores, cortadores, arcos y flechas.

El hombre del Paleolítico, también fue capaz de crear arte. Su arte fue grabado en las paredes de las cuevas (pinturas rupestres), y las figuras talladas en piedra y marfil. Las figuras sirvieron para crear rituales mágicos.

Cómo dependían principalmente de la caza, su arte giraba en torno a esos animales. El arte tenía un simbolismo muy fuerte asociado a sus actividades de supervivencia. A través del arte, los hombres creían que tendrían una abundante caza.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Otras materias disponibles
Subir arriba ↑