Escuelapedia.com Varios El origen de las notas musicales

Avisos google

El origen de las notas musicales

Origen de las notas musicales

En la Edad Media, la cuestión de la música estaba asumiendo una gran importancia entre el clero de la época.

Desde hace mucho tiempo, las diferentes civilizaciones no solamente vivenciaron la experiencia musical sino también elaboraron métodos y teorías capaces de crear un patrón sobre un modo de componer y pensar el universo musical. En la Grecia Antigua ya observamos formas de registro musical y la concepción de piezas a través de sistemas que utilizan las letras del alfabeto griego. A lo largo del tiempo, fueron varios los intentos por crear la sistematización de la música a fin de formular un modo de representación universal.

En la Edad Media, la cuestión de la música fue asumiendo mayor importancia debido a una floreciente clase eclesiástica. Por un lado, esa importancia debe ser entendida porque los monjes tenían tiempo disponible y oportunidad de conocer todo el saber musical oriundo de la civilización clásica a través de los monasterios. Por otro lado, también puede ser entendida porque el uso de la música tuvo un gran papel en la realización de las liturgias que poblaron las manifestaciones de la propia institución religiosa.

En este contexto, un monje benedictino francés llamado Guido de Arezzo, nacido a finales del siglo X, organizó el sistema de notación musical conocido hasta hoy. En sus estudios, acabó percibiendo que la construcción de una escala musical simplificada podría facilitar el aprendizaje de los alumnos y, al mismo tiempo, disminuir los errores de interpretación de una pieza musical.

Para crear este sistema, el monje Guido aprovechó un himno cantado en honor de San Juna Batista. En sus estrofas eran cantados los siguientes versos en latín: Ut quant laxis / Resonare fibris / Mira gestorum / Famuli tuorum / Solve polluti / Labii reatum / Sancte Iohannes(traducción: Para que tus siervos / Puedan, de las entrañas, Flautas resonar / Tus hechos admirables / Absuelve el pecado / De esos labios impuros / Oh, San Juan. Pero, ¿Cuál es la relación de la música con las notas musicales hoy conocidas?

Para abordar esta cuestión, el monje Guido tuvo un himno en honor de San Juan Bautista. En sus versos se cantaban los siguientes versos en latín, “Ut quant Laxis / Resonare Fibris / Mira gestorum / fámulos tuorum / Resolver polluti / del labio reatum / Sancte Iohannes”. Traducido al Inglés, la canción hace que el siguiente homenaje al santo católico: “Porque tus siervos / Que todas las entrañas / / flautas suenan tus hazañas admirables / absolverá sin / estos labios inmundos / O San Juan.” Pero ¿cuál es la relación de la música con las notas musicales que hoy conocemos?

Tomando nota de las iniciales de cada uno de los versos dispuestos en la versión latina, el monje creó la gran mayoría de las notas musicales. Inicialmente, las notas musicales se acordaron como Ut / Re / Mi / Fa / La / Si. El ‘Si’ fue obtenido en la unión de las iniciales de Sancte Iohannes, el homenajeado de la canción que inspiró a Guido de Arezzo. Ya el ‘Do’ fue solamente adoptado en el siglo XVII, cuando una revisión del sistema concebido originalmente terminó siendo acordada.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Recomendado