Escuelapedia.com Basico El movimiento de la contracultura

Avisos google

El movimiento de la contracultura

El movimiento de la Contracultura
Nacido en los Estados Unidos en la década de 1960, la contracultura puede ser entendida como un movimiento de contestación de carácter social y cultural. Nació y ganó impulso, especialmente entre los jóvenes de esta década, siguiendo por las décadas posteriores hasta los días actuales.

En términos generales, podemos citar como características principales de este movimiento, en las décadas de 1960 y 1970.

  • Valorización de la naturaleza.
  • Vida comunitaria.
  • Lucha por la paz (contra las guerras, conflictos y represión de cualquier tipo).
  • Vegetarianismo (con la búsqueda de un alimento natural).
  • Respeto a las minorías raciales y culturales.
  • Experiencia con las drogas psicodélicas (por ejemplo, LSD).
  • Libertad en las relaciones sexuales y amorosas.
  • Anticonsumismo.
  • Aproximación de las prácticas religiosas orientales (especialmente del budismo).
  • Crítica de los medios de comunicación como la televisión.
  • Desacuerdo con los principios del capitalismo y la economía de mercado.

Los precursores de la revolución contracultural fueron los llamados beatniks, cuya característica más importante fue la inconformidad con la realidad de principios de 1960. Los líderes del movimiento beatnik, que formó la base para el movimiento hippie, fueron Jack Kerouac, Allen Ginsberg y William Burroughs.

En la segunda mitad de los años 60, Ken Kesey, Alan Watts, Timothy Leary y Norman Brown crearon la teoría y praxis contracultural, ganando destaque y transformándose en los liderazgos del movimiento.

En relación con el mundo musical, podemos mencionar la cantante Janis Joplin como el símbolo de este movimiento en la década de 1960. Las Letras de sus canciones y su estilo huían de la tónica convencional, a menudo el patrón musical creado por la cultura de masas. Los músicos Jim Morrison y Jimi Hendrix también tienen su espacio en este contexto cultural.

Actualmente la contracultura todavía perdura, sin embargo, se conserva en pequeños grupos sociales y artísticos, disputando algunos parámetros establecidos por el mercado cultural, los gobiernos y los movimientos tradicionalistas.

Recomendado