Avisos google

El lupus

El lupus

El sistema inmunológico es responsable de la defensa de nuestro cuerpo. Es a través de él que nuestro cuerpo puede luchar contra los virus y las bacterias. Cuando hay un defecto en nuestro sistema inmune, nuestro cuerpo comienza a inducir la producción equivocada de anticuerpos, lo que hace que nuestro cuerpo responda de diversas maneras. Una de ellas es a través de esta enfermedad conocida como lupus. El lupus es una enfermedad autoinmune, es decir, los anticuerpos que tendrían que ser utilizados para combatir microorganismos extraños que entran en nuestro cuerpo no consigue diferenciar lo que es bueno de lo que es malo para nuestro organismo, causando daños a nuestro cuerpo.

La incidencia de lupus es un 90% mayor en las mujeres. No es una enfermedad contagiosa, pero no se sabe exactamente cómo aparece. Las personas con lupus tienen sensibilidad a la luz y las heridas casi siempre aparecen en lugares expuestos al sol.

El lupus puede ocurrir de diferentes maneras, dependiendo del organismo. Hay personas que sienten fiebre e hinchazón en las rodillas, algunas personas se lesionan presentando heridas por el cuerpo, problemas renales y fatiga, pero la mayoría presenta alteraciones en la piel y articulaciones. El tipo de lesión más común ocurre en la piel del rostro, caracterizado como un eritema (mancha rojiza que indica señal de inflamación) que recuerda una ala de mariposa. La caída del cabello también puede ser diagnosticada.

El lupus se clasifica en tres tipos: lupus eritematoso discoide (limitado a la piel), lupus eritematoso inducido por drogas (causada por el uso de ciertos tipos de medicamentos y drogas) y el lupus eritematoso sistémico (afecta a órganos internos y es considerado el más grave).

Varios órganos pueden verse afectados por esta enfermedad, pero los más comunes son: las membranas del corazón, los riñones, la piel y las mucosas, los pulmones, los ojos, la sangre, el sistema músculo-esquelético, el sistema nervioso central y el sistema digestivo.

El diagnóstico de esta enfermedad es muy difícil y sus síntomas pueden confundirse con otras enfermedades. Para que el médico logre identificar esa enfermedad, él necesita realizar diversos exámenes en laboratorio y hacer un histórico del paciente y de sus familiares.

El lupus no tiene cura; dependiendo del órgano afectado, el médico le receta determinada medicación. Por lo general, los médicos recomiendan: el ejercicio regular durante los períodos en que el paciente no muestra actividad de la enfermedad, evitar fumar, comer una dieta balanceada y evitar la exposición al sol. El tratamiento se realiza con fármacos que reducen los efectos del sistema inmune del individuo, retrayendo la enfermedad.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Contenidos recomendados
Recomendado