Avisos google

El clima

El climaEl clima comprende un patrón de los diversos elementos atmosféricos que suceden en la atmósfera terrestre. Fenómenos como el frente frío, las tempestades, los huracanes y otros están asociados tanto a variaciones meteorológicas como por leyes físicas, así como a un junto de variaciones aleatorias de los elementos meteorológicos (temperatura, precipitación, viento, humedad, presión del aire) cuya principal herramienta de investigación es la estadística. Las semejanzas en varias regiones del planeta de tipos específicos de clima caracterizan las estaciones climatológicas.

El clima en un sentido estricto se define generalmente como tiempo meteorológico medio, o más precisamente, como la descripción estadística de cantidades relevantes de cambios del tiempo meteorológico en un periodo de tiempo, que va de meses a millones de años. El periodo clásico es de 30 años, definido por la Organización Mundial de Meteorología (OMM). Esas cantidades son generalmente variaciones de la superficie, como temperatura, precipitación y viento. El clima en un sentido más amplio es el estado, incluyendo las descripciones estadísticas del sistema global.

La climatología

La climatología es una especialización de la investigación geográfica y meteorológica dedicada al estudio y la investigación del tiempo en sus múltiples aspectos. En las ciencias de la atmósfera, la climatología investiga las causas y las relaciones físicas entre los fenómenos climáticos diferentes (por ejemplo, los factores de ocurrencia de sequías, inundaciones, olas de calor…). En geografía, la climatología es una herramienta para entender la relación entre el hombre y su espacio ambiental, en particular con los fenómenos atmosféricos, de la cual es paciente (afectado por vendavales, huracanes, tornados, tempestades, inundaciones, efecto invernadero…). Esos dos puntos de vista, meteorológico y geográfico, se complementan y no pueden ser entendidos de forma separada.

Diferencias entre clima y tiempo

El tiempo meteorológico es el tiempo actual o tiempo a ser previsto por los meteorólogos que se extiende en el máximo de 15 días.

El clima es el conjunto de estados que caracterizan la previsión meteorológica del ambiente atmosférico de una región particular durante todo el año. El clima, para ser definido, considera un subconjunto de los estados atmosféricos posibles y, por tanto, se requiere el análisis de una larga serie de datos meteorológicos y ambientales. Por larga serie se entiende un periodo de decenas de años. La Organización Mundial de Meteorología establece 30 años para el análisis climático.

El concepto original de clima fue introducido a través del análisis estadística, de largo plazo, a fines del siglo XIX.

El concepto de clima ha cambiado durante el siglo XX. Hasta mediados del siglo XX, el clima era considerado fijo en la escala de tiempo de 30 años y sirvió como base para el pronóstico del tiempo en las regiones tropicales, por entonces muy desconocido. Los trópicos se consideraron las regiones climáticas donde el tiempo se regiría por el clima tropical, es decir, por las variaciones estacionales. Así, el tiempo en los trópicos sólo se vería perturbado por eventos distribuidos aleatoriamente.

Hoy en día, es más difícil dar una definición del clima basada en periodos de 30 años, aunque la serie de datos de este tipo son comunes. Se observa que a lo largo de la serie de muestras, pueden producirse variaciones del valor medio, que indica la variabilidad climática. Parte de estas variaciones encontradas en las décadas puede atribuirse a factores humanos. Por ejemplo, los primeros años del siglo XXI han sido más cálidos que los encontrados anteriormente en la segunda mitad del siglo XX.

Los factores climáticos

Los factores climáticos son los elementos naturales y humanos que pueden influir en las características y la dinámica de uno o más tipos de climas. Para ser incluidos, es necesario estudiarlos de manera interdisciplinaria, porque uno afecta al otro. Ellos son:

Presión atmosférica: variaciones históricas de las amplitudes de presiones endógenas (magma) y exógenas (corteza terrestre).

Órbita: cambios cronológicos (geológicos y astrofísicos) en las posiciones de las órbitas terrestres (en grados, minutos, segundos, décimas, centésimas y milésimas de segundos) ocasionan mayor o menor grado de insolación que modifican las acciones de calor difícilmente perceptibles por el ser humano.

Latitud: distancia en grados de un lugar respecto a la línea del Ecuador.

Altitud: distancia en metros entre una ciudad en un punto determinado hasta el nivel del mar.

Maritimidad: corresponde a la cercanía de un lugar con el mar.

Continentalidad: corresponde a la distancia de un lugar en relación con el mar, permitiendo ser más influenciado por las condiciones climatológicas procedentes del propio continente.

Masas de aire: parte de la atmósfera que tiene las mismas características físicas (temperatura, presión, humedad y dirección), derivadas del tiempo en que quedó una determinada área de la superficie terrestre (líquida o sólida).

Corrientes oceánicas: gran cuerpo de agua que tiene las mismas características físicas (temperatura, salinidad, color, dirección, densidad) y puede acumular una gran cantidad de calor y, así, influir sobre las masas de aire que se superponen.

Relieve: presencia e interferencias de montañas y depresiones en los movimientos de las masas de aire.

Vegetación: emite determinadas cantidades de vapor de agua, influenciando el ciclo hidrológico de la región.

Recomendado