Escuelapedia.com Literatura El burro y las coles

Avisos google

El burro y las coles

El burro y las coles

El burro y las coles es un cuento de hadas alemán recopilado por los hermanos Grimm, bajo el número 122. Andrew Lang incluyó esta historia en su Libro de Hadas Amarillo.

Fue incluido en los Libros de las Brujas por Ruth Manning-Sanders. En 1988, la historia también fue animada por el estudio japonés Nippon Animation para su serie clásica de los hermanos Grimm. El título del episodio, en la versión en inglés, producida por la Saban Entertainment es The Heart Magic.

Historia

En un bosque, un cazador encontró a una anciana y le dio una limosna para que pudiese comer. Agradecido, le dijo que fuera hasta un árbol próximo donde había nueve pájaros luchando por la posesión de una capa mágica, que realizaba los deseos de quien lo poseyera. Él debería disparar, uno de los pájaros moriría y otros huirían, dejando caer el manto que quedaría para él. Además, él debería comer el corazón del pájaro muerto y así encontraría una moneda de oro bajo su almohada cada mañana. Hecho esto, el cazador llegó a un castillo donde vivía una bruja vieja y su linda hija. Encantado por la belleza de la chica, luego, él no piensa en más nada, apenas en la hija de la bruja. La vieja, que sabía sobre el corazón del ave, hizo una porción y mandó a la hija darla al cazador, haciéndole vomitar el corazón del ave. Después, el cazador no encontró más oro debajo de su almohada.

La chica comió el corazón del pájaro y, todas las mañanas, la vieja encontraba una moneda de oro bajo la almohada. Entonces, la bruja deseó el manto, pero la niña se opuso. La mujer quedó furiosa y obligó a la hija a conseguir el manto. Un día la bella mujer fija la mirada, a distancia, a través de la ventana, con apariencia muy triste. Ella miró para la montaña donde había muchas piedras preciosas y dijo al cazador que deseaba estar allí, junto a él e, inmediatamente, bajo el manto, para allí se transportaron. Ellos encontraron muchas piedras y las recogieron. La vieja lanzó un hechizo y los ojos del cazador se volvieron pesados, hasta que él descansó la cabeza en sobre la niña y quedó dormido.

Ella toma el manto a sus hombros y también las gemas luego, colocando el manto, desea regresar a su casa. Cuando el cazador se despertó, descubrió la inmensa infidelidad. Viendo a tres gigantes aproximarse, finge estar durmiendo. Los gigantes, al verlo, pensaron en matarlo, aunque uno de ellos los convence de dejarlo allí, para que sea arrastrado por alguna nube. Después de oír esto el cazador, percibiendo que los gigantes se apartarían, subió para la cima de la montaña. Una nube lo agarró y él flotó a través de cielos y tierras llegando a una huerta tapiada. Allí, él no vio frutos, solo repollos. Estando con mucha hambre, comió un repollo y quedó transformado en burro. Después, encontrando otro tipo de repollo, él comió nuevamente y regresó a la forma humana. El cazador se quedó dormido y, en la mañana siguiente, llevó consigo dos tipos de coles. Disfrazado, él regresó al castillo de la bruja y se presenta como mensajero del rey, enviado para encontrar las mejores coles para su soberano, temiendo sin embargo el calor que podría hacer a la verdura mustia. Golosa, la bruja pidió probarla, dando también a la hija y su sierva.

Inmediatamente, todos se convirtieron en mulas. Entonces, el cazador las vendió a un molinero, orientándolo para la mula más vieja (la bruja) una comida y tres latigazos por día; a la segunda (la sierva), tres comidas y un latigazo; y a la tercera (la hija de la bruja), tres comidas y ningún latigazo. El cazador marchó para otras tierras. Regresando, después de algún tiempo, se reunió con el molinero y le dijo que había muerto la mula más vieja; las otras dos parecían tristes y parecía que iban a morir también.

El cazador las volvió a comprar y les dio de comer el segundo tipo de col, regresándolas a su forma humana. La hija de la bruja le devolvió la capa y el corazón del ave, diciendo que jamás había pretendido engañarlo, pero que fue forzada por la madre. El cazador, que sigue enamorado de la chica, la perdonó y ellos se casaron y fueron felices para siempre.

Recomendado