Escuelapedia.com Historia El arte egipcio: escultura en el imperio nuevo

Avisos google

El arte egipcio: escultura en el imperio nuevo

Escultura Antiguo Egipto Imperio nuevo
A lo largo del Imperio Nuevo la escultura alcanzó una renovada dimensión. La rigurosa y severa estilización del Imperio Antiguo y el hosco realismo del Imperio Medio fueron reemplazados por un estilo cortesano en el que se compaginaban perfectamente la delicadeza y la cuidadosa atención hacia los detalles más delicados. Iniciado durante los reinados de Hatshepsut y Tutmosis III, este estilo alcanzará su madurez en tiempos de Amenofis III. Los retratos de los faraones y de los cortesanos fueron obras llenas de gracia y sensibilidad.

Amenofis IV, hijo de Amenofis III, fijó la nueva capital en Ajtatón (ya Tell el-Amarna), en la orilla oriental del Nilo. El hallazgo casual en 1887 de unas 400 tablillas de arcilla con escritura cuneiforme acadia provenientes de los archivos reales, revelaron los restos de esta antigua ciudad. El arte de este periodo, de un realismo peculiar para el momento, evidencia la revolución religiosa promovida por el faraón. Amenofis adoraba a Atón, dios solar, e imaginó y proyectó una línea artística encaminada hacia esta innovadora dirección, esto es, a eliminar el hieratismo convencional del arte egipcio. Al comienzo de su reinado se usó un realismo casi caricaturesco, sin embargo poco a poco fue derivando hacia un estilo de sutil belleza y insondable ternura, cualidades perfectamente ejemplificadas en la cabeza de piedra caliza pintada de su cónyuge, la reina Nefertiti (c. 1360 a.C. Staatliche Museen, Berlín).

image_pdfimage_print
Otras materias disponibles
Contenidos recomendados
Recomendado