Escuelapedia.com Historia El absolutismo en Francia

Avisos google

El absolutismo en Francia

Absolutismo en Francia

La Guerra de los Cien Años y las guerras de religión fueron los eventos importantes en la transición de la Edad Media francesa a la Edad moderna – y su constitución como Estado nacional.

Paralelo al cambio histórico, hubo también un proceso de justificación teórica de la centralización del poder sobre el gobernante, simultáneamente a la formación del propio Estado-nación francés. Destacaron dos pensadores contemporáneos: Jean Bodin y Jacques Bossuet.

A mediados del siglo XVI, Jean Bodin, considerado el primer teórico del absolutismo, publicó un libro que sería famoso por la discusión de la cuestión de la soberanía, llamado Six Livres de la République.

Para Bodin, el poder soberano es inseparable. Como soberano, el rey no podía compartir su poder con nadie ni ser sometida a la voluntad de otra institución. Pero había una advertencia: si bien quedaban excluidos de las leyes, el soberano se encontraba bajo la ley divina, un concepto que integraba aspectos de religión y política. En este contexto, se debe puntualizar que Bodin vivó en la misma época en que sucedían las guerras de religión en Francia.

Bossuet, respetando la teoría de Bodin sobre la soberanía, integró nuevos elementos, también como resultado de la mezcla de religión y política. Su obra más importante fue Política según las Sagradas Escrituras, publicado póstumamente en 1709.

De acuerdo con Bossuet, la monarquía era sagrada, justa y paternal. El rey, como representante de Dios, gobernaba con justicia, para mantener una relación de los padres con sus súbditos. Esta es una explicación que refuerza el papel del rey en la sociedad y legitima su poder.

Luis XIV, el Rey Sol

Si Francia fue una inspiración para otros regímenes absolutistas, el reinado de Luis XIV fue su expresión ejemplificada. También conocido como el Rey Sol, Luis XIV gobernó Francia entre 1643 y 1715, periodo durante el cual promovió cambios en la economía, la política, el ejército y las costumbres francesas.

En los primeros años de su reinado, Luis XIV permaneció bajo la regencia de su madre, la reina Ana de Austria – la viuda de Luis XIII, quien murió en mayo de 1643.

Luis XIV subió al trono en 1651 a la temprana edad de 13 años. Desde 1661 hasta el final de su reinado, gobernó Francia solo, sin nombrar a un primer ministro, como era la costumbre.

Louis XIV fue uno de los mayores ejemplos de un monarca absolutista, no sólo por el gran poder que retenía, sino por toda la organización política y social que tenía construida alrededor de sí mismo. Tal vez eso explica la famosa frase atribuida a él y que tan bien representa el espíritu del absolutismo: L’Etat c’est moi – el Estado soy yo.

Recomendado