Avisos google

Ego

Ego

El ego, por definición, es la imagen que cada uno tiene de sí mismo. Coloquialmente, el término se refiere a una admiración exagerada de sí mismo. Para el filósofo y estudioso del psicoanálisis Sigmund Freud, el ego es la conciencia del individuo, es aquello que determina sus acciones e instintos frente a eventos que se manifiestan en el mundo real.

El ego es el yo, la esencia de cada uno. Es lo que determina la personalidad del individuo y, por lo tanto, es un concepto tan importante para la filosofía como para el psicoanálisis. Desde una perspectiva general, es a través del ego que somos capaces de equilibrar lo que queremos (deseos) y lo que tenemos (realidad); por lo tanto, somos capaces de determinar los valores sociales que marcan nuestra existencia.

En otras palabras, el ego es lo que le da al individuo la capacidad de distinguir la realidad de los procesos interiores y de aquello que a él le gustaría que fuese realidad. El ego permite que cada uno pueda percibirse como un ser excepcional y único; determina la personalidad y eso posibilita a cada persona la oportunidad de accionar sus mecanismos de defensa, inconscientemente, en situaciones de amenaza y malestar.

Significado de Ego

Etimológicamente, el ego de la palabra se deriva del latín ‘illud’, que se refiere el pronombre personal de tercera persona – que reemplaza el objeto que señala. Otra palabra para denominar ego es identificación. Él es formado por instintos y tiene conexiones íntimas con la biología de cada individuo, por eso, la palabra identificación es tan importante. Esta perspectiva lleva a la conclusión de que la personalidad de cada sujeto se rige por el principio de placer.

Otra característica clave del ego es que todas sus piezas y niveles son inconscientes, siendo que muchas de esas partes son formadas en los estadios iniciales de la vida. A partir de ahí podemos pensar en el concepto de instinto – el impulso natural, aquella actitud inconsciente que dirige al sujeto frente a situaciones desafiantes, una especie de intuición o aptitud innata.

En el enfoque psicoanalítico, existen dos tipos de instintos primarios: Eros, que se manifiesta con el fin de integrar, reunir, mantener y crear nuevas vidas – y Thanatos – motivado a la destrucción, manifiesto en forma de sadismo. Para Freud, es completamente posible que los instintos actúen como una reacción inconsciente, dirigida a evitar la muerte accidental.

Ego y Freud

Desde el pensamiento de Freud, el ego es un concepto psicoanalítico que describe la psique – palabra originaria del hebreo, que significa alma; se define como el elemento que existe en cada ser vivo, responsable por la capacidad de expresar emociones. Para el estudioso, el ego es un elemento biológico y primitivo del aparato psíquico – es el único elemento de la psique de los bebes, por ejemplo. El ego actúa en el inconsciente, donde están almacenados y reprimidos los traumas y deseos: que ‘emergen’ para el mundo, desencadenados por los eventos que marcan la vida de cada uno.

El ego determina, entonces, el yo y sus funciones. Es a través del ego que podemos sentir emociones como tales como represión, colocar una ‘máscara’ frente a las situaciones que nos dejaron vulnerables, balancear la relación entre el ‘principio del placer’ y el ‘principio de la realidad’, construir ‘paredes’ de protección contra aquello que nos amenaza – figurativamente – y percibir la manifestación de la libido.

image_pdfimage_print
Otras materias disponibles
Contenidos recomendados
Recomendado