Escuelapedia.com Ciencias Efecto invernadero y calentamiento global

Avisos google

Efecto invernadero y calentamiento global

Efecto invernadero y calentamiento global

El efecto invernadero es un fenómeno natural que genera el calentamiento térmico que posibilita la existencia de vida en el planeta.

El planeta Tierra está rodeado por una capa de aire: la atmósfera; La atmósfera de la Tierra es responsable de conservar aproximadamente la mitad de los rayos solares que llegan al planeta. Los gases responsables del efecto invernadero retienen estos rayos solares, evitando que vuelvan completamente al espacio; así que los rayos del sol llegan a la superficie de la Tierra, calentándola y haciéndola irradiar calor. Sin el efecto invernadero, ninguna parcela de la radiación solar quedaría en el planeta y no podría haber vida terrestre.

La palabra invernadero representa una construcción, normalmente hecha de vidrio, que recibe los rayos solares y retiene una parte de ellos, manteniendo el ambiente caliente. La construcción de invernaderos permite que sea cultivadas plantas de clima tropical en lugares donde el clima no las dejaría desarrollarse adecuadamente.

El efecto invernadero recibió este nombre precisamente porque la atmósfera de la Tierra actúa como un invernadero, reteniendo el calor y permitiendo la existencia de vida en el planeta.

Efecto invernadero y calentamiento global

La Tierra pasa naturalmente por períodos alternos de calentamiento y enfriamiento. Estas épocas pueden durar hasta 60 millones de años y la ciencia cree que en los últimos mil millones de años hubo seis eras glaciales alternadas con periodos de calentamiento global.

El efecto invernadero ha sido tratado como un villano, pero no lo es. Sin el efecto invernadero, no habría vida en la Tierra. El calentamiento global no es un villano; el proceso sucede de la misma manera, estando los seres humanos contribuyendo o no.

La cuestión planteada es que hay estudios que indican que las actividades humanas están contribuyendo al efecto invernadero y aceleran el proceso de calentamiento global. Cuando esto ocurre de forma natural, es muy lento y la vida en la Tierra se va adaptando a dichos cambios; sin embargo, con la velocidad que ha estado sucediendo, el calentamiento global ha generado problemas para el planeta y amenaza la continuidad de algunas formas de vida en la Tierra.

Causas y consecuencias del efecto invernadero

La actividad humana ha generado una emisión de gases de efecto invernadero cada vez mayor, especialmente el dióxido de carbono (CO2 o gas carbónico). El dióxido de carbono se encuentra naturalmente en el ambiente y es producido por los seres vivos, pero la quema de combustible, la actividad industrial e incluso la actividad agropecuaria viene causando un gran aumento en la cantidad de CO2 en la atmósfera, acelerando el proceso natural del calentamiento global. Hay seres vivos que consumen el CO2, equilibrando la cantidad del mismo en la atmósfera, pero como las cantidades se presentan en exceso, la naturaleza se vuelve incapaz de absorber todo el CO2.

No sólo el dióxido de carbono ha acelerado el calentamiento global; hay otros gases emitidos por diversas actividades humanas que también contribuyen al efecto invernadero, tales como:

  • Gas metano (CH4);
  • Óxido nitroso (N2O).

Las partículas de polvo también se liberan a la atmósfera, aumentando la contaminación del aire y haciendo más gruesa es la capa de la atmósfera que actúa como un invernadero para la Tierra.

Consecuencias del efecto invernadero

El calentamiento global acelerado por la actividad humana está causando problemas para el planeta:

  • Grandes tempestades;
  • Tifones;
  • Tornado;
  • Huracanes.

Todos estos fenómenos mencionados anteriormente se producen naturalmente en la naturaleza, pero están sucediendo con mucha mayor frecuencia.

Otras consecuencias del efecto invernadero y el calentamiento global:

  • Destrucción de ecosistemas;
  • Extinción de diversas especies vivas;
  • Derretimiento de los casquetes polares;
  • Incremento en el nivel del mar;
  • Capa de ozono e efecto invernadero

En la atmósfera terrestre, más específicamente en la estratosfera, hay una capa compuesta por el gas ozono (O3). Esta es la capa que filtra los rayos del sol que llegan a la Tierra, que permite el paso de sólo el 5% de la radiación ultravioleta (muy perjudicial para las formas de vida terrestres).

En ciertas épocas del año, el ozono puede reaccionar con los gases atmosféricos, dejando una capa más fina. Este proceso se produce de forma natural y se ve facilitado por las bajas temperaturas; es por eso que la capa de ozono es más baja en los polos. La naturaleza misma se encarga de equilibrar la cantidad de ozono estratosférico.

Agujero en la capa de ozono

Con el aumento de la producción de gases de efecto invernadero emitidos a la atmósfera por las actividades humanas, una cantidad mucho mayor de los gases que reaccionan con el ozono está disponible; el ozono es un gas que reacciona muy fácilmente y una mayor cantidad de los otros reactivos hace que la capa de ozono se vaya estrechando más allá del límite que la naturaleza consigue reequilibrar, generando un desequilibrio cuyas consecuencias pueden ser desastrosas a largo plazo.

image_pdfimage_print
Otras materias disponibles
Contenidos recomendados
Recomendado