Escuelapedia.com Literatura Discutir el sexo de los ángeles

Avisos google

Discutir el sexo de los ángeles

Discutir el sexo de los angeles

‘Discutir el sexo de los ángeles’ es una expresión que se remonta a la autoridad ejercida por la Iglesia en la época medieval.

A lo largo de los tiempos medievales, el proceso de organización de la Iglesia Católica llevó a la formación de una compleja jerarquía de poderes normativos delegadas a cada uno de los miembros de esa institución. La creación de las órdenes religiosas determina la formación de los sacerdotes que tenían el deber primordial de establecer la difusión del cristianismo en todo el continente europeo.

En este proceso, la Iglesia finalmente termina por ocupar no solamente la posición de la más importante e influyente institución de la Edad Media. La formación ofrecida por los miembros del clero trazaba un enorme contraste junto a una población que, en su mayoría, vivía en ambiente rural y quedaba apartada del universo letrado. Por ser los pocos en tener acceso a la lectura y la escritura, los padres, monjes, obispos y cardenales de la Iglesia pasaron a ocupar el lugar de la élite intelectual del momento.

Una gran parte de las concepciones y explicaciones ofrecidas a la población era fruto de aquello que los miembros eclesiásticos determinaban como verdadero. Los dogmas o las verdades eternas eran abrazados por los fieles en la condición de una explicación segura sobre los más diversos aspectos de la vida. En cada momento que una nueva cuestión surgía, los clérigos de mayor expresión intelectual se reunían en los llamados concilios.

En esta situación, el poder y el apoyo de la iglesia se abrieron hasta el punto de que los miembros pasaron a discutir cuestiones, como mínimo, extrañas. En el siglo XV, por ejemplo, una reunión de autoridades de la Iglesia tuvo lugar en Constantinopla. Mientras debatían diversos temas de orden teológico y religioso, los turcos-otomanos emprendieron los violentos ataques que determinaron la pérdida de aquellos territorios dominados por reinos cristianos.

En tal situación, muchos podrían imaginar que hubo clérigos enclaustrados para decidir cuestiones de gran urgencia y relevancia. Sin embargo, los documentos de la época revelan que, entre otros asuntos, a los religiosos intelectuales allí presentes discutían si los ángeles tenían o no un sexo definido. Al final del debate, no se pudo alcanzar una conclusión segura. No es por acaso la expresión ‘discutir el sexo de los ángeles’ todavía bastante utilizada para aquellas discusiones que parecen no llegar a ningún fin

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Contenidos recomendados
Recomendado