Avisos google

Directorio

Directorio
El Directorio, creado en 1795, marcó la reanudación del poder de los girondinos en la conducción del proceso revolucionario francés. Aprovechando la inestabilidad política dejada por los radicales que capitanearon la Convención Nacional, la alta burguesía logró retomar el país mediante la promoción de las reformas que dieron fin a las medidas populares creadas previamente. De ahí, la consolidación de cualquier cambio más profundo sería controlada por instrumentos de visible exclusión política.

Entre las primeras medidas adoptadas, el nuevo gobierno creó una nueva Constitución que colocó a cinco miembros al frente del poder ejecutivo. Estos miembros del llamado Directorio serían elegidos por el voto de la legislatura que, a su vez, podrían ser elegidos por el sistema censitario. A través de estas medidas, trataron de evitar otra posible radicalización política y, al mismo tiempo, estabilidad necesaria para luchar contra los problemas internos y las tropas enemigas.

La composición del escenario político ha ganado una nueva configuración, donde los girondinos ocupaban la parte central de la legislatura del Estado, los realistas quedaron a la derecha y los pocos jacobinos que restaron a la izquierda. En esa transición hubo un intento de restauración monárquica a través de un golpe de Estado. Sin embargo, un joven soldado llamado a Napoleón Bonaparte fue responsable de contener la trama que puso la revolución bajo amenaza.

Del mismo modo, los radicales también intentaron sacudir el poder burgués restaurado por medio de un gran levantamiento popular. François Babeuf, principal líder de la llamada conspiración de los iguales, realizó duras críticas contra el mantenimiento de la propiedad privada y abogó por el retorno de un gobierno popular capaz de extinguir cualquier tipo de desigualdad. A pesar de estos incidentes, el Directorio continuó realizando cambios favorables al proyecto político burgués.

En contraste con los conflictos que agitan el escenario político interno, Francia conseguía cada vez más victorias importantes contra los ejércitos europeos absolutista. En las batallas que se produjeron en Europa Oriental, en Malta, en Suiza, en Egipto y en Siria los franceses impusieron nuevas pérdidas contra aquellos que temían el avance del ideal revolucionario. Entre los muchos combatientes, la figura del general Napoleón Bonaparte se convirtió en unánime entre los defensores de la soberanía nacional.

En poco tiempo, las victorias de Napoleón se convirtieron en una ruta segura de su propio ascenso político. Invitado a participar en el gobierno de Francia, Napoleón aprovechó el momento favorable para articular un golpe de Estado contra el directorio. Con el apoyo de importantes miembros de la alta burguesía, el comandante militar llevó a cabo el golpe de Estado del 18 de brumario, correspondiente al 09 de noviembre de 1799 día, según el calendario cristiano.

El Directorio comenzó a ceder ante el Consulado, una institución compuesta por tres representantes que entre los cuales se daban Roger Ducos, el abate Sieyès y Napoleón Bonaparte. En la práctica, el general corso concentraba las más importantes decisiones en sus manos y, de esa forma, encaminó lo que llevaría más tarde a tomar la posición de emperador de Francia. A pesar de las apariencias monárquicas, el hecho consagraría las aspiraciones burguesas que impulsaron la revolución francesa.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Artículos relacionados
    Recomendado