Escuelapedia.com Filosofia Diógenes de Sinope

Avisos google

Diógenes de Sinope

Diógenes de Sinope

Diógenes de Sinope fue un prominente filósofo griego de la antigüedad perteneciente a la corriente filosófica del Cinismo.

Biografía

Nacido en el año 413 a.C. en la ciudad de Sinope (actual Turquía), Diógenes era el hijo de un fabricante de monedas.

Un hecho de falsificar monedas condujo a la detención de su padre y desencadenó el exilio de Diógenes. Por esta razón, vivió la mayor parte de su vida en Atenas.

Fue un gran erudito, sin embargo, prefirió alejarse de los bienes materiales para alcanzar la plenitud a través del conocimiento.

De esta manera, tuvo una postura radical y anti-materialista alejándose de las posesiones y de lujo material que, según él, cegaban al ser humano. Conforme a sus creencias, se mantuvo durante mucho tiempo vagando en las calles de Atenas y viviendo en un barril con el mínimo que necesitaba para sobrevivir.

La gran pregunta impuesta por el filósofo era que cada ser humano debía profundizar en el conocimiento sobre sí mismo.

Una de sus frases mientras caminaba por las calles era ‘Busco un hombre’. Sus palabras estaban relacionadas con la búsqueda de alguien que podría vivir sin el lujo de la sociedad.

Algunos comenzaron a llamarlo ‘Diógenes, el Perro’, ya que vivió su vida tan simple como era posible, al igual que un perro callejero.

Por otra parte, este nombre puede estar relacionado con la escuela del cinismo, ya que el término se deriva de la palabra ‘perro’ (kynos).

A partir de estas experiencias, el símbolo de la simplicidad fue considerado y admirado por muchos.

Alcanzó reflexiones filosóficas interesantes acerca de la naturaleza y el ser humano, formando parte de la corriente filosófica conocida como Cinismo.

Un episodio interesante de su vida fue el encuentro con Alejandro Magno, que había oído rumores de su sabiduría. Alejandro Magno fue a visitar a Diógenes y le preguntó qué quería. Sin vacilar, Diógenes respondió: ‘Señor, apenas no saque de mí lo que no me puede dar’. En otra versión, habría respondido: ‘¿Puedes apartarte para no quitarme la luz del sol? No preciso nada más’. Impresionado, a la vez que admirado por el desprecio del filósofo, el famoso conquistador dijo: ‘Si yo no fuese Alejandro quisiera ser Diógenes’.

El filósofo escribió una obra titulada ‘La República’, donde critica los valores de la sociedad griega. Murió en el año 327 a.C., en la ciudad griega de Corinto. En su lápida se escribió la siguiente frase:

Incluso el mismo bronce envejece con el tiempo, pero en nada tu gloria la eternidad entera, Diógenes, mellará. Pues que tú solo diste lección de autosuficiencia a los mortales con tu vida, y mostraste el camino más ligero del vivir.

Cinismo

Diógenes representó una de las figuras más importantes de la corriente filosófica del Cinismo. Los cínicos eran hombres sencillos, nómadas, sin familia y sin patria.

Su maestro y fundador de la escuela de cinismo fue el filósofo Antístenes (445 a.C. – 365 a.C.). Con él desarrolló varias teorías sobre el mundo.

A diferencia de la corriente hedonista y epicúrea, donde la búsqueda del placer era lo más importante, para los cínicos el placer conduce al hombre a la alienación.

Por lo tanto, el hombre se convierte en esclavo de sí mismo, lejos de su verdadera libertad, una vez que se convierten en esclavo de sus acciones.

En resumen, estos filósofos creían que la felicidad no se podía encontrar mediante lo superfluo que llenaba la vida, sino por el auto-conocimiento.

Frases

  • Un hombre debe vivir cerca de sus superiores como cerca del fuego: ni tan cerca que se queme ni tan lejos que se hiele.
  • Otros perros sólo muerden a sus enemigos, mientras que yo también muerdo a mis amigos con el fin de salvarlos.
  • Gente mucha, personas pocas.
  • Cuando estoy entre locos me hago el loco.
  • Es preferible consolarse que ahorcarse.

Frases

image_pdfimage_print
Otras materias disponibles
Contenidos recomendados
Recomendado