Escuelapedia.com Ciencias De la célula a la biodiversidad

Avisos google

De la célula a la biodiversidad

De la célula a la biodiversidad

El encuentro de diferentes condiciones permitió el desarrollo de la vida en la Tierra:

La presencia de la luz – es esencial para todas las formas de vida estudiadas, directa o indirectamente.

El agua líquida – permite la actividad celular y la circulación de sustancias en los seres vivos.

Ambiente – protege de las radiaciones nocivas y en parte del impacto de meteoritos; contiene los gases esenciales para la respiración y la fotosíntesis y contribuye al mantenimiento de la temperatura amena.

Temperatura amena – posibilita la existencia de agua en estado líquido y es compatible con la vida.

La evolución de la composición de la atmósfera (formación de la capa de ozono y el efecto invernadero), permitió a lo largo del tiempo, la evolución de las formas más complejas y diversas de la vida.

La Tierra es un sistema que es parte de un sistema mayor – el Sistema Solar.

La Tierra es un sistema formado por varios subsistemas abiertos, que están en constante interacción.

La atmósfera, la hidrosfera, la geosfera y la biosfera son subsistemas terrestres:

Atmósfera – constituye la capa gaseosa de la Tierra siendo, esencialmente, compuesta de nitrógeno (78%) y oxígeno (21%), seguido de argón (0,9%) y dióxido de carbono (0,03%), además de otros gases menos significativos.

Hidrosfera – la suma de toda el agua en la superficie de la Tierra. Los océanos, ríos, lagos, glaciares y aguas subterráneas forman parte de la hidrosfera.

Geosfera – la capa rígida que constituye la corteza terrestre, que comprende las grandes masas de tierra y las bases de los océanos, así como otros materiales que están dentro de la Tierra.

Biosfera – formado por todos los seres vivos que habitan la Tierra y su medio ambiente.

Todos los cambios provocados por el hombre en uno de estos subsistemas tendrán graves consecuencias para el sistema de la Tierra y cambiará el entorno en el que habita la especie humana y que depende de su supervivencia.

La existencia de la vida en la Tierra se ve favorecida por la distancia de la Tierra al Sol, lo que permite la existencia de una temperatura adecuada y el agua líquida.

Otro factor determinante en la vida es la existencia de una atmósfera, lo que sólo es posible gracias a la masa de la Tierra.

Las células

En la Tierra hay una amplia variedad de organismos distribuidos en diferentes entornos, pero tienen características comunes, de manera que todos ellos están compuestos de células. La célula es la unidad morfológica (forma) y fisiológica (funcional) de todos los seres vivos.

Las células tienen una membrana celular que encierra el citoplasma y en donde se ubican muchos orgánulos como el núcleo que controlan la actividad celular.

Las células pueden ser:

Procarióticas – células sin núcleo definidos, más pequeños y más primitivos. Son bacterias.

Eucarióticas – células con núcleo y otros orgánulos claramente definidos, mayores y más evolucionadas. Ellos son parte de otros grupos de seres vivos.

Una célula animal es diferente de una célula vegetal porque no tiene pared celular ni cloroplastos.

Organización de los seres vivos

Los seres vivos pueden ser:

Unicelulares – compuestos de una sola célula. Por ejemplo: bacterias, amebas, paramecio, algas unicelulares, levaduras, etc.

Pluricelulares o multicelulares – que consta de más de una célula. Por ejemplo: hormiga, hierba, gato.

Dentro de la biosfera se incluyen varios subsistemas biológicos, integrados e interdependientes: ecosistema, comunidad, población, organismo, sistema de órganos, órgano, tejido, célula.

image_pdfimage_print
Otras materias disponibles
Contenidos recomendados
Recomendado