Avisos google

Dadaísmo

Dadaismo
El dadaísmo fue un movimiento originado en 1915 durante el transcurso de la Primera Guerra Mundial. Nació en Zurich, ciudad que se estableció neutral en relación a la guerra.

El movimiento, que niega todas las tradiciones sociales y artísticas, se basó en un anarquismo nihilista de Bakunin y el concepto de que la destrucción también era parte de la creación.

Contra la burguesía y el naturalismo, identificado como la penetración de los motivos psicológicos de la burguesía, el dadaísmo buscaba la destrucción del arte académico y tenía una gran admiración por el arte abstracto.

Las tendencias artísticas del movimiento son claramente anti-racionales e irónicas.

El arte de la provocación

El dadaísmo buscaba impactar al público conectado con los valores tradicionales y liberar la imaginación a través de las convenciones y reglas artísticas existentes.

Se cree también que su pesimismo proviene de una reacción de decepción causada por la Primera Guerra Mundial.

A pesar de su corta duración – en el período de entreguerras, había sido casi olvidado –y de las críticas duras recibidas, fundamentalmente basadas en su ausencia de vocación constructiva, tuvo gran importancia para el arte del siglo XX.

El dadaísmo formaba parte de un proceso que se observa desde el temprano siglo XX. El arte lograba liberarse de los cánones preestablecidos y buscaba experiencias y formas expresivas más propias del hombre moderno y su vida.

Cabaret Voltaire y el dadaísmo

El Cabaret Voltaire tiene su origen en un grupo de artistas como Tristan Tzara, Hans Harp, Richard Hülsenbeck, Marcel Janko, Hugo Ball e Hans Richter que se reunían en cafeterías de Zurich.

La idea inicial era llevar a cabo un espectáculo de cabaret internacional que incluyó varias canciones, poesía y exposiciones de obras.

El nombre surgió de la espontaneidad. Por casualidad, Ball y Hülsenbeck abrieron un diccionario de alemán-francés y terminaron con la palabra dada, que fue posteriormente adoptada por el movimiento que de ahí nacería.

El folleto “Cabaret Voltaire”, la apertura de la “Galería Dada” en 1917 y las revistas “Dada”, seguida por libros sobre el movimiento, ayudarían a popularizar el término.

El arte dadaísta

Su provocación, el activismo y el concepto de la concurrencia (hacer varias presentaciones al mismo tiempo, como la lectura de poemas diferentes) debe mucho al Futurismo, sin embargo, no poseía el optimismo y la valorización de la tecnología que este último movimiento tenía.

El dadaísmo suele ser asociado con los ready-mades de Duchamp, como los urinarios elevados a la categoría de obras de arte u otras proezas del artista, como la adición de un bigote a la Mona Lisa.

Por otra parte, el dadaísmo, desde el principio, quería ser un movimiento internacional en las artes. Picabia fue el artista que difundió las ideas desde Europa hasta América, convirtiéndose, junto con Duchamp y Man Ray, en una de las principales figuras del dadaísmo fuerte en Nueva York.

La revista “Dada291”, se publicó en la ciudad neoyorquina, así como en Barcelona y en París, otras ciudades donde el movimiento se había extendido. Berlín, Colonia y Hannover fueron otras fuentes de dadaísmo.

En Alemania, el movimiento dadaísta tenía características más próximas a la de los movimientos sociales arte de protesta.

El dadaísmo sirvió como fuente de inspiración para movimientos posteriores, como el Surrealismo, derivado de él, el Arte Conceptual, el Expresionismo Abstracto y el Pop Art.

Otras materias disponibles
Contenidos recomendados
Recomendado