Avisos google

Cumpleaños

Cumpleaños

Cumpleaños es la repetición del día y el mes en el que se produjo el nacimiento de alguien concreto. En un sentido general, se refiere a la celebración de la periodicidad anual de ese acontecimiento.

Se trata de un evento celebrado por muchos tipos de culturas de todo el mundo. En varios países de habla hispana es común la organización de una fiesta donde todos celebran el día y cantan una canción a esa persona específica. En otros, el cumpleaños es celebrado 11 días después de la fecha de nacimiento, lo que traería suerte y felicidad en el año siguiente.

En las celebraciones de cumpleaños es común tener como invitados a amigos y familiares. Los alimentos más comunes son el pastel, los dulces, refrescos, bollería y otros platos sencillos preparados de manera casera.

En una fiesta de cumpleaños es común –principalmente en cumpleaños de niños– que haya globos, sombreros de cartón, piñatas de golosinas, platos y cubiertos descartables y decoración temática ajustada al evento. Eventualmente payaso, magos, cuentacuentos u otro tipo de animadores de fiestas.

Origen de la celebración de cumpleaños

Las diversas costumbres de la celebración de los cumpleaños de las personas hoy en día tienen una larga historia. Sus orígenes reposan en las raíces de la magia y de la religión. La costumbre de dar felicitaciones, regalos y festejar un evento –con el refinamiento de velas– servía en los tiempos antiguos para proteger a la persona específica de demonios y garantizar su seguridad en el siguiente año.

Hasta el siglo IV, el cristianismo rechazaba la celebración del aniversario natalicio como costumbre pagana. Es interesante notar que en la Biblia existe la narración de apenas dos fiestas natalicias: la primera la encontramos en Génesis, 40:20; la segunda ocasión en Mateo, 14:6. Los defensores de esta medida señalan que entre todas las personas santas en las Escrituras no se registra ninguna celebración sobre alguna de ellas. Solamente los pecadores, como el faraón y Herodes realizan grandes festejos relacionados con el día de su nacimiento. Adicionalmente, los judíos señalaban las celebraciones de aniversarios natalicios como parte de la adoración idólatra.

Para los griegos antiguos, las personas tenían un espíritu protector o genio inspirador que asistía a su nacimiento y vigilaba su vida. Este espíritu tenía una relación mística y divina en la cual el individuo nacía. Los romanos también apoyaron la idea. La costumbre de encender velas en un pastel comenzó con los griegos. Pasteles de miel redondos como la luna e iluminados con velas eran colocados en los altares del templo de Artemis. Así, los dioses recibirían sus bendiciones y, tal vez, responderían a sus oraciones.

Las velas de cumpleaños, en la creencia popular, son dotadas de magia especial para atender deseos. Se cree también que la celebración del cumpleaños tenía el poder para el bien o para el mal, porque la persona en este día estaba más próxima al terreno espiritual.

Otras obras de referencia entran en considerables pormenores sobre el origen de los cumpleaños. Las fiestas de aniversarios natalicios comenzaron hace varios siglos en Europa. Las personas de la época creían en espíritus buenos y malos, a veces llamados de hadas buenas y hadas malas. Todos ellos temían que esos espíritus perjudicasen a la persona que celebraba su cumpleaños, de modo que quedaba cercado por amigos y parientes cuyos votos de felicidad servían como protección contra los peligros desconocidos. Dar un regalo resultaba en una protección todavía mayor. Por tanto, el evento se destinaba a proteger a las personas del mal y garantizar un buen año por delante.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Contenidos recomendados
Recomendado