Saltar al contenido

Cristóbal Colón a América

Cristobal Colon a America
El 12 de octubre de 1492, Cristóbal Colón descubre América, la tierra nueva. Colón avista Guanaani (San Salvador, Pequeñas Antillas) sin tener noción real del gran descubrimiento. Piensa que ha llegado más al norte de las Índias.

Se trató de su primer viaje. El primero que realizaría de un total de cuatro que haría al continente americano. Solamente después, en los viajes sucesivos de 1493, 1498 y 1502 es que el navegador genovés reconoce la originalidad de las islas del Caribe. Esa América que Colón imagina ser el paraíso terrenal.

Con este descubrimiento, Cristóbal Colón marca un nuevo tiempo. Fue un momento que cambiaría de manera significativa e irreversible la faz del mundo: las relaciones políticas, económicas y sociales entre los pueblos de Occidente.

¿Quién era Cristóbal Colón?

Según la mayoría de versiones, Cristóbal Colón nació en Génova, Italia, en el año 1451. Pertenecía a una rica familia de artesanos y, a pesar de haber vivido en este importante centro mercantil, no recibió una formación intelectual profunda.

Se puso en contacto con el conocimiento relacionado con la navegación y la cartografía –conocimiento común en la época, en cualquier puerto cosmopolita. Su primera aventura en el mar pasó en diez años.

En 1476, con 25 años, Colón se hundió en el Algarve, a bordo de un buque mercante. A causa de este naufragio, terminó llegando a Lisboa, donde vivía su hermano Bartolomé Colón.

Algunos historiadores concluyen que Portugal influyó en Colón no solamente en la lengua, sino también en sus conocimientos marítimos y en su espíritu aventurero. En otras palabras, dicen que Portugal hizo a Cristóbal Colón.

Exageración o no, lo cierto es que el navegador genovés vivió una larga temporada en Lisboa y se casó con una adinerada portuguesa de la Isla de Madeira. Lo único que Portugal negó a Colón fue la delegación de poderes para navegar con el apoyo de la corona portuguesa.

Reyes Católicos de España

El reino de Portugal estaba al tanto de los intereses económicos y políticos que envolvía la carrera por el dominio de los mares y tierras nuevas por descubrir.

Tratando de mantener su monopolio sobre las navegaciones de los portugueses niegan a Colón, en 1485, la delegación de poderes para la navegación. Ese derecho se obtendría más tarde con la bendición de los Reyes Católicos de Castilla y Aragón, precisamente en abril de 1492.

Con carta blanca para actuar, Colón zarpó de las Islas Canarias al mando de dos carabelas (Pinta y Niña) y un barco gallego (Santa María), el 9 de septiembre de 1492, hacia nuevas rutas por descubrir. Estaba frente a un equipo con hambre de riquezas y especias.

Después de más tres viajes a América, la muerte de la reina Doña Isabel de Castilla –su mecenas –y quedar enfermo, el navegador italiano murió en Valladolid, en España, en el año 1506.

Los colonos

Una vez descubierto, América fue colonizada principalmente por cuatro pueblos –español, portugués, inglés y francés. De acuerdo con el tipo de interés del colonizador en determinada región del continente, sucedieron formas de colonizar diferenciadas, en realidad dos: colonización de los pueblos y la explotación.

En los asentamientos de colonos, las características básicas son: la pequeña propiedad, el policultivo y el trabajo familiar, destinada al mercado interno. Ya en funcionamiento, la gran propiedad predominante de monocultivo, y el trabajo esclavo, establecerían el mercado europeo.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más contenidos

Síguenos en Facebook