Escuelapedia.com Ciencias Contaminación de las aguas

Avisos google

Contaminación de las aguas

Contaminación de las aguas

El planeta Tierra está compuesto principalmente de agua, sin embargo, el 97% son cuerpos de agua salada y no adecuados para el consumo humano, irrigación y animales. De esa forma, nos resta un 3% de agua dulce, pero de ese porcentaje solamente cerca del 0,8% están disponibles, mientras, una parte de ese porcentaje se encuentra contaminada y una gran parcela está en los polos congelados (glaciares y casquetes polares).

Dadas estas estimaciones vemos claramente que la cantidad de agua dulce para el consumo es bastante limitado y requiere una preocupación a nivel mundial por la escasez de agua y el uso medido de este importante recurso.

Hasta hace poco se creía que el agua era un recurso infinito, pero ya se sabe que esta información es errónea y es una de las principales preocupaciones de este siglo, ya que muchos países ya están luchando para conseguir agua.

El elevado número de personas en este planeta, las grandes tasas de urbanización asociados con el consumo excesivo de las sociedades, las actividades productivas y la falta de medidas ambientales que pueden salvar un elemento natural esencial para la vida son algunos de los factores o agentes que reclaman la posibilidad de escasez de agua a medio plazo en el mundo.

Ante estas perspectivas, la contaminación ocupa un lugar prominente, la contaminación del agua contribuye a la reducción de los recursos, además de propagar enfermedades, pues anualmente mueren millones de personas como víctimas de la contaminación hídrica.

La contaminación del agua proviene de diversas fuentes, entre muchas las principales son:

Contaminación industrial: la mayoría de las industrias no tratan sus residuos, y así son conducidos a la naturaleza sin mayores cuidados, casi siempre son drenados para ríos y lagos. Siendo un producto químico por su composición, estas aguas dejan un rastro de destrucción ambiental en plantas y animales.

Insumos agrícolas: en la agricultura se utilizan diversos plaguicidas y fertilizantes, pero además de las plagas que matan y fertilizan el suelo, estos productos químicos favorecen la contaminación de fuentes de agua. Cuando la aplicación de ambos es realizada, esos productos permanecen en las plantas y en el suelo. Con la lluvia, una parcela de las sustancias fluye de forma que alcanza el curso de otros cuerpos de agua y así una parte llega a ser absorbida por las aguas residuales. Más tarde, esa agua va a abastecer propiedades rurales y ciudades, contamina simultáneamente a personas que viven en áreas urbanas y rurales, además de los animales domésticos y silvestres que ingieren esa agua llevándolos, en varios casos, a la muerte.

Aguas residuales: este tipo de contaminación del agua ocurre a menudo por negligencia de los órganos gubernamentales, que no dejan disponible un debido tratamiento del agua a su población. Con eso, todos los desechos de origen humano se vierten en ríos y lagos. Al recibir semejante cantidad de aguas residuales, el manantial se queda sin vida y concentra diversas enfermedades.

Recomendado