Escuelapedia.com Historia Consecuencias y características de la Guerra Fría

Avisos google

Consecuencias y características de la Guerra Fría

Consecuencias y características de la Guerra Fría

Muro de Berlín, símbolo de la polaridad existente en la Guerra Fría © János Balázs

Cuando la Segunda Guerra Mundial llegó a su fin, los Estados Unidos asumieron el cargo de ser el país más rico del mundo, sin embargo, toda esta influencia económica fue disputada con aquel que era el segundo país con mayor poder económico del planeta, la URSS. Ambos poseían formas de gobierno diferentes, y uno no concordaba con los métodos utilizados por el otro. Mientras los Estados Unidos sobrevivían de una forma capitalista, y defendía que el mundo debería vivir de la misma forma, basándose en la economía de mercado y en la expansión de un sistema democrático, capitalista y de propiedad privada, la URSS era una nación socialista, que se basaba en una economía planificada, gobernada por el Partido Comunista y sin democracia, características esas que a menudo desagradaron al propio pueblo que vivía bajo esa forma de gobierno. Ambos discordaban de la forma en que el mundo debería reconstruirse tras la destrucción causada por la Segunda Guerra.

Esa disputa de intereses generó un conflicto que se intensificó cada vez más y quedó siendo conocido como Guerra Fría, ya que ambos países no llegaron a enfrentarse de hecho, apenas hubo competición en la forma ideológica, intentando ejercer influencia y polarizar el resto del mundo.

Cada uno de los países buscaba aliados en esta disputa. Estados Unidos tenían a su lado la Europa occidental, Canadá y Japón; en el otro lado la URSS obtuvo apoyo de Checoslovaquia, Polonia, Hungría, Yugoslavia, Rumania, Albania, parte de Alemania y China.

Carrera armamentística

Cuando llegó la década de 1950 sucedía lo que conocemos como carrera armamentística. En su esencia, consistía en una disputa entre los países que querían mostrar quién era capaz de producir las tecnologías bélicas más modernas. Sin embargo, incluso con todo ello, ellos no llegarían a enfrentarse, lo que explica la expresión muy utilizada en la época de Paz Armada. Mientras ambos países estuviesen en equilibrio bélico existía la certeza de que la paz existiría, pues con la cantidad de armas de destrucción masiva que ambos poseían, el inicio de un ataque traería consigo la destrucción de ambas potencias e incluso de todos los países involucrados.

Como no se atacaban directamente, los Estados Unidos y la URSS utilizaron tácticas de apoyo para exhibir su fuerza. Ellos apoyaron guerras menores, cada uno de un bando, para demostrar que país poseía mayor fuerza bélica. Así sucedió con la Guerra de Corea, entre 1950 y 1953.

Para mostrar su superioridad, cada lado invertía en aquello que consiguiese presentar al mundo que su sistema era más avanzado. Así comenzó la carrera espacial. En 1957, la URSS lanzó la nave Sputnik 2 para el espacio con un perro en su interior, Laika; era el primer viaje en el que un ser vivo terrestre llegaba a orbitar la Tierra. Para mostrar que eran todavía mejores que los soviéticos, los Estados Unidos trabajaron duro, y doce años más tarde, en 1969, enviaron a Neil Armstrong en una misión espacial que llegaría a la Luna. El mundo entero acompañó esa hazaña a través de la televisión.

La disputa entre ellos también invadió el campo de los deportes. En los Juegos Olímpicos, por ejemplo, los dos países lucharon para mostrar que conseguían conquistar más medallas de oro que su oponente. Era una forma más de exhibir la excelencia de su forma de gobierno.

Cuando la Segunda Guerra Mundial llegó a su fin, ella había dejado consecuencias devastadoras para muchos países, Alemania fue dividida a su vez en dos partes: Alemania Occidental, que era capitalista, y Alemania Oriental, gobernada por los comunistas. Berlín, la capital, también se dividió en Oriental y Occidental.

Como la disputa entre Estados Unidos y la URSS continuaba, Estados Unidos decidió ayudar a Berlín occidental para reconstruirse e invirtieron millones de dólares en la reconstrucción de la ciudad. Mientras, Berlín oriental no gozó del mismo progreso y su situación evolucionaba paulatinamente. Eso hizo que las personas de la época contemplasen que el capitalismo resultaba más práctico que el socialismo, y muchos decidieron mudarse de la parte oriental de Alemania para la parte que más crecía a nivel económico y de calidad de vida. En 1961, el gobierno alemán se mostró preocupado con el abandono de Alemania Oriental, ya que todas las personas migraron hacia el lado Occidental, y ordenó construir uno de los mayores símbolos de la Guerra Fría, el Muro de Berlín, una frontera interalemana que aislaba el lado occidental de Berlín del restante de Alemania.

En los años 60 los Estados Unidos y la URSS vivieron momentos de paz, una época de coexistencia pacífica en que Richard Nixon y el líder soviético Leonid Ilyich Brezhnev llegaron a un acuerdo disminuyendo la carrera armamentística, y haciendo en el espacio un acuerdo simbólico, organizando el encuentro de sus naves espaciales.

Fin de la Guerra Fría y sus consecuencias

Al final de la década de 1980 la falta de democracia y la crisis existente en las repúblicas soviéticas trajo como consecuencia principal el final del socialismo. La caída del Muro de Berlín el 09 de noviembre de 1989 y la unificación de Alemania marcaron el final de la Guerra Fría. El capitalismo saldría victorioso de esta época histórica y terminó siendo implantando en mayor medida en los países socialistas.

Recomendado